Thai sticks

Palos tailandeses
Sativa
100%
% THC
17%
% CBD
0%

Usos y Efectos de Thai sticks

Tiempo de Uso
Tarde
Efectos Tipicos
Enfocado
Energético
la la
Relajado
Usos Comunes
Estrés
Deprimido
Migrañas

Acerca de los palitos tailandeses

Llamado así por su método de consumo único y de intrincado diseño, Thai Sticks es una variedad autóctona sativa pura que comenzó en Tailandia y llegó a los EE. UU. en los años 70. La forma tradicional de fumar Thai Sticks es ensartar los cogollos en varas de bambú largas y delgadas y luego asegurar los cogollos con fibras extraídas de la propia planta de cannabis. A continuación, los cogollos se sumergen en aceite de hachís para darle mayor potencia y se queman. Estas prácticas normalmente sólo se encuentran en Tailandia hoy en día, sin embargo, si te sientes aventurero, puedes intentarlo.

A pesar de las elaboradas prácticas asociadas con este cogollo, su contenido moderado de THC hace que parezca una sativa bastante normalita. Si se agrega el aceite para potenciar, verá que aumenta alrededor de un 5 % en la mayoría de los casos. El aroma es floral con frutas dulces y matices especiados. El aroma de vanguardia se inclina hacia el popurrí y el azúcar, al igual que sus sabores. Las cogollos de color verde oscuro se vuelven picantes al quemarse, dándole un espectro de notas.

Continúe leyendo a continuación

Como se mencionó anteriormente, se trata de un subidón sativa bastante mediocre con períodos de energía edificante y períodos de relajación total. Se trata de un subidón de inicio lento que te llena con un inicio de euforia que fluye y refluye a lo largo de la experiencia. Después de una larga construcción, sentirás que estás empezando a concentrarte y es posible que te encuentres con ganas de ser creativo. Si eres del tipo social, este amigo hablador será tu próxima opción por su capacidad para mantener al usuario mareado y conversador durante horas. Aunque suele ser un subidón de nivel superior, lo más seguro es que tu cuerpo estará relajado en todo momento. La Thai Sticks es una gran cepa médica por innumerables razones. Es decir, es una cepa maravillosa para enfermedades mentales y trastornos del estado de ánimo como la depresión, el estrés, el trastorno bipolar y el TDAH. No se recomienda para nadie que sufra de ansiedad moderada a grave, ya que tiende a aumentar la frecuencia cardíaca y la concentración, lo que ocasionalmente puede agravar los síntomas. Al ser un estimulante, también es beneficioso para quienes sufren pérdida de apetito y falta de concentración. La energía proporcionada ayuda con la fatiga crónica y los trastornos leves del sueño.

Los cultivadores fuera de climas tropicales encontrarán que esta es una planta desafiante. Los jardines de invernadero lo tendrán más fácil, aunque todavía se considera un cultivo avanzado. Si tienes la paciencia suficiente para probarla y eres un cultivador de nivel experto, esta planta de ciclo de crecimiento largo y floración lenta te dará un rendimiento muy alto. Recuerda, éste favorece el calor y la humedad.

Ya sea que sigas la ruta tradicional o no, esta es una cepa legendaria que ha dado origen a muchas de las favoritas del mundo, incluidas la Haze, Voodoo y Juicy Fruit. Sus efectos fuertes pero cómodos la convierten en una excelente opción para cualquiera que busque un poco de ánimo para pasar un largo día. Muchos la considerarían una cepa para despertarse y hornearse, sin embargo, puede ser más adecuada para consumir por la tarde debido a su lado muy relajante.

Semillas de la Variedad Thai sticks