Cherry fire

Fuego de cereza
Híbrida
50%
% THC
21%
% CBD
0%

Usos y Efectos de Cherry fire

Tiempo de Uso
Noche
Efectos Tipicos
Sedado
Social
Enfocado
Usos Comunes
Dolor
Migrañas
TDHA

Acerca de Fuego de cereza

Cherry Fire es un híbrido equilibrado con una relajante mezcla de efectos físicos y mentales. Esta variedad cruza la potente genética de la Fire OG con la sabrosa Cherry Pie para producir cogollos coloridos y aromáticos. Cherry Fire, una cepa útil tanto para consumo recreativo como medicinal, tiene niveles de THC que oscilan entre el 17% y el 25%.

Las flores de Cherry Fire son de tamaño pequeño a mediano y se adhieren en formas gruesas e irregulares. Estos cogollos tienen la composición interna densa que más a menudo se asocia con las índicas, con un núcleo sólido hecho de hojas muy enrolladas. Estas pequeñas hojas son de un tono brillante de verde primavera y están salpicadas de pistilos naranjas rizados. Finalmente, las flores de Cherry Fire están recubiertas por una capa pegajosa de tricomas translúcidos, lo que explica la potencia de la variedad.

Continúe leyendo a continuación

Cherry Fire tiene un aroma predominantemente dulce que, aunque no se parece mucho al de la cereza, tiene matices afrutados. Además de los toques de bayas y cítricos, un olor más profundo también puede revelar un aroma suave y amaderado del pino. Mientras tanto, al triturar o romper estas flores se libera un rico olor a hachís que rinde homenaje al origen OG Kush de la variedad. Cuando se quema en una pipa o en un porro, Cherry Fire arde con un humo ligero pero ligeramente ácido. Este humo tiene sabores a incienso y naranja al exhalar.

Cherry Fire surte efecto rápidamente, a veces golpeando a los fumadores antes de que hayan podido exhalar su sabroso humo. El subidón de la cepa llega en forma de un subidón de cabeza y algunos tics faciales posteriores, como un aumento del pulso alrededor de las sienes; Algunos consumidores también pueden experimentar enrojecimiento en las mejillas. Sin embargo, una vez que estas sensaciones desaparecen, los fumadores notarán que sus pensamientos se mueven más rápido de lo habitual o han adquirido una nueva intensidad. Las ideas también pueden estar sujetas a asociaciones libres espontáneas, lo que hace que los usuarios salten de un concepto a otro. Para aquellos que necesitan trabajar un poco, esta estimulación cerebral puede permitirles un aumento de productividad. El flujo acelerado de conciencia de Cherry Fire también puede extenderse a conversaciones incoherentes, especialmente cuando la tensión se comparte con algunos amigos. Alternativamente, la ventaja mental de esta cepa puede ser simplemente una forma divertida de mejorar un día de recados que de otro modo sería aburrido.

A medida que este subidón persiste, Cherry Fire comienza a introducir algunas propiedades físicas. Un cosquilleo relajante que se origina en el cuello puede volverse progresivamente más fuerte, irradiando una sensación de calma por todo el cuerpo. Al principio, esta relajación coexiste con los efectos mentales iniciales de la tensión; de hecho, la fase posterior del brote puede ser una buena manera de disfrutar de actividades coordinadas y encarnadas como bailar, hacer ejercicio o incluso tener relaciones sexuales. Sin embargo, con más tiempo o una mayor dosis, el efecto cerebral de Cherry Fire puede pasar a un segundo plano frente a su pesado colocón corporal. Los fumadores que tienen la suerte de descansar en casa pueden empezar a hundirse en su entorno, lo que hace improbable cualquier actividad física prolongada. Debido a su lenta disminución de energía, Cherry Fire se recomienda para el consumo por la tarde o la noche.

La versatilidad recreativa de Cherry Fire también puede tener varios beneficios para los pacientes de cannabis medicinal. Su inicio cerebral puede aumentar la concentración en personas con trastornos por déficit de atención, mientras que su mejora del estado de ánimo puede ayudar a disipar las nubes del estrés moderado y la depresión. En el extremo físico del espectro, Cherry Fire puede brindar alivio a quienes sufren dolores y molestias crónicas relacionadas con enfermedades. Sus propiedades antiinflamatorias también pueden aliviar molestias como calambres o dolores de cabeza. Sin embargo, debido a que su ambiente reflexivo puede tomar un giro equivocado y convertirse en paranoia en el entorno y entorno equivocados, Cherry Fire no es una buena opción para pacientes que son recién llegados al cannabis o que son propensos al pánico.

Continúe leyendo a continuación

Las semillas de Cherry Fire no están disponibles para la venta en línea, lo que deja a los posibles cultivos caseros la opción de obtener recortes de una fuente de cultivo confiable. Estos recortes se pueden propagar como “clones” y se pueden cultivar en condiciones interiores controladas o al aire libre en climas cálidos y húmedos. Si bien falta información detallada sobre las mejores prácticas para el cultivo de Cherry Fire, sus flores de influencia índica sugieren que las plantas tienen una estatura baja y robusta con fuertes patrones de ramificación lateral. Sus gruesos cogollos también implican que los cultivos de Cherry Fire florecen en tan solo 8 a 9 semanas cuando se cultivan en interior.

Cherry Fire, una cepa afrutada que es tan divertida de fumar sola como de compartir, es una excelente fumada para todo uso.

Semillas de la Variedad Cherry fire