¿Qué tácticas de seguridad son buenas para las parcelas al aire libre?


Cultivar cannabis al aire libre puede ser una experiencia gratificante, pero también conlleva una buena cantidad de desafíos.
Una de las preocupaciones más comunes de los cultivadores de exterior es la posibilidad de robo. En esta guía completa, exploraremos varias tácticas y estrategias de seguridad para ayudar a proteger su jardín de cannabis al aire libre de posibles ladrones.

1. Mantén tu jardín de cannabis en secreto

No hables de tu jardín de cannabis

Tu primera línea de defensa es mantener en secreto tu jardín de cannabis al aire libre. Puede resultar tentador compartir su pasión por el cultivo con amigos y conocidos, pero hacerlo podría poner en riesgo su jardín. Recuerde que cuantas menos personas conozcan su jardín, menos probabilidades habrá de que se convierta en blanco de robo.

Elija una ubicación discreta

Seleccionar una ubicación discreta para tu jardín de cannabis al aire libre es fundamental. Considere plantar su cannabis en un área aislada de su propiedad, lejos de caminos o áreas con mucho tráfico peatonal. Si su jardín es fácilmente visible desde la calle o desde las propiedades vecinas, considere usar barreras naturales como árboles, arbustos o cercas de privacidad para ocultar sus plantas.

2. Ocultar tus plantas de cannabis

Poda y entrena tus plantas

Las plantas de cannabis de exterior pueden crecer bastante, lo que las hace más visibles para los posibles ladrones. Para minimizar el riesgo de robo, es fundamental mantener bajo control el tamaño de las plantas. La poda y el desmoche regulares ayudarán a mantener un tamaño manejable y promoverán un crecimiento horizontal y tupido. Además, las técnicas de entrenamiento como el entrenamiento de bajo estrés (LST) y el método de pantalla verde (SCROG) pueden ayudar a mantener la altura de tus plantas bajo control.

Conoce Más  ¿Mi fuente de nitrógeno afectará el PH?

Utilice plantaciones complementarias

La plantación complementaria puede ser una estrategia útil para ocultar tus plantas de cannabis. Al plantar otras especies junto a tu cannabis, puedes ayudar a camuflar tu jardín y hacerlo menos visible para los ladrones. Considere la posibilidad de utilizar plantas altas y tupidas, como girasoles o maíz, para cubrir sus plantas de cannabis. Además, algunas plantas complementarias, como la lavanda y las caléndulas, pueden ayudar a enmascarar el aroma distintivo del cannabis, reduciendo aún más las posibilidades de que descubran su jardín.

3. Implementación de medidas de seguridad

Instalar cámaras de seguridad

Invertir en cámaras de seguridad es una decisión inteligente para cualquier cultivador de cannabis. Busque cámaras con visión nocturna, detección de movimiento y capacidades de transmisión web, que le permitirán monitorear su jardín de forma remota. Si bien una buena cámara de seguridad puede costar entre 60 y 200, la tranquilidad que brinda bien vale la inversión.

Utilice luces activadas por movimiento

Muchos ladrones prefieren operar al amparo de la oscuridad, lo que hace que las luces activadas por movimiento sean un elemento disuasivo eficaz. Al instalar luces activadas por movimiento alrededor de su jardín, puede disuadir a posibles intrusos de acercarse a sus plantas.

Configurar alarmas

Las alarmas pueden servir como una capa adicional de seguridad para tu jardín de cannabis al aire libre. Si bien las trampas explosivas elaboradas pueden ser peligrosas e ilegales, las trampas de alerta simples, como cables trampa conectados a timbres agudos, pueden ser una forma eficaz y legal de ahuyentar a los posibles ladrones.

4. Conseguir la ayuda del mejor amigo del hombre

Los perros pueden ser un valioso aliado para proteger tu jardín de cannabis contra robos. Simplemente permitir que su perro deambule por su propiedad puede ser suficiente para disuadir a posibles intrusos. Además, los sentidos intensificados de un perro pueden servir como un sistema de alerta temprana, alertándole de la presencia de visitantes no deseados.

Conoce Más  Agregar ventilación a un cuarto de cultivo de cannabis

5. Sé tu propio espantapájaros

Mantenga una presencia visible

Los ladrones suelen registrar las propiedades antes de intentar robar. Al hacerse visible en momentos aleatorios durante el día, puede interrumpir sus esfuerzos de recopilación de información y crear incertidumbre sobre su agenda. Participe en actividades como trabajar en el jardín, leer en su porche o charlar con vecinos para establecer una fuerte presencia en su propiedad.

Crea la ilusión de ocupación

Si su horario no permite apariciones aleatorias, intente crear la ilusión de ocupación. Deje un automóvil estacionado en la entrada de su casa, incluso si no está en casa, y use temporizadores para encender y apagar las luces en diferentes habitaciones de su casa. Estas tácticas simples pueden hacer que a los ladrones les resulte más difícil determinar cuándo estás lejos de tu propiedad.

6. Tenga en cuenta las leyes y regulaciones locales

Antes de implementar cualquier medida de seguridad, es fundamental conocer las legalidades que rodean el cultivo de cannabis en tu zona. Algunas regiones tienen normas estrictas con respecto al cultivo al aire libre, mientras que otras pueden tener regulaciones más indulgentes. Familiarícese con las leyes locales y asegúrese de que todas las medidas de seguridad que adopte sean legales y cumplan con las normas.

7. Inspeccione periódicamente su jardín en busca de signos de intrusión

Las inspecciones frecuentes de tu jardín de cannabis pueden ayudarte a detectar cualquier signo de intrusión desde el principio. Busque evidencia de manipulación, como plantas dañadas, suelo alterado o huellas. Al identificar las posibles amenazas a tiempo, puede tomar medidas para abordar el problema y evitar futuros robos.

Conoce Más  ¿Con qué frecuencia debo inundar la bandeja? (frecuencia de inundación)

8. Mantenga buenas relaciones con los vecinos

Mantener buenas relaciones con tus vecinos puede resultar beneficioso a la hora de proteger tu jardín de cannabis. Al fomentar un sentido de comunidad, se crea una red de personas que tienen más probabilidades de cuidar la propiedad de los demás. Si bien no es necesario divulgar los detalles de su jardín, tener vecinos que estén conscientes de su presencia y su compromiso con la comunidad puede ser de gran ayuda para disuadir a posibles ladrones.

9. Mantenga registros y documentación

En el desafortunado caso de que tu jardín de cannabis sea el objetivo de los ladrones, tener la documentación adecuada puede ser útil a la hora de denunciar el incidente a las autoridades. Mantenga registros de sus plantas, incluidas fotografías, información sobre cepas y cualquier recibo o factura relevante. Esta información puede ser valiosa para ayudar en la investigación y potencialmente recuperar sus plantas robadas.

Estar al tanto de las tendencias delictivas locales puede ayudarle a estar un paso por delante de posibles amenazas a su jardín de cannabis. Esté atento a los medios de comunicación locales y a los grupos de redes sociales para mantenerse informado sobre cualquier incidente de robo o vandalismo en su área. Al mantenerse informado, puede ajustar sus medidas de seguridad según sea necesario para abordar cualquier amenaza emergente.


En conclusión, proteger su jardín de cannabis al aire libre requiere una combinación de discreción, ocultamiento y medidas de seguridad proactivas.
Al implementar las estrategias analizadas en esta guía, puede minimizar el riesgo de robo y disfrutar de los frutos de su trabajo sin temor a perder la cosecha que tanto le costó ganar.

Entradas relacionadas