¿Por qué mis plantas se caen después de lavarlas o regarlas abundantemente?

Cultivar plantas de cannabis puede ser una experiencia gratificante, pero también puede ser un desafío, especialmente cuando encuentras problemas como caída después de enjuagar o regar abundantemente. En este artículo, exploraremos las razones detrás de este fenómeno y ofreceremos algunas soluciones para ayudarte a mantener un jardín de cannabis saludable.

Comprender el lavado y el riego intenso

El lavado es el proceso de hacer correr un gran volumen de agua a través del suelo o medio de cultivo para eliminar los nutrientes, sales u otros materiales acumulados que puedan estar obstaculizando el crecimiento de la planta. Esta práctica suele realizarse antes de la cosecha para mejorar el sabor y la calidad del producto final.


El riego abundante, por otro lado, se refiere a darle a las plantas más agua de la que pueden absorber de manera eficiente.
Esto puede provocar varios problemas, incluida la caída.

Riego excesivo: el principal culpable

Demasiada agua

Una de las principales razones por las que las plantas de cannabis se caen después de lavarlas o regarlas abundantemente es el exceso de agua. Las plantas de cannabis necesitan un delicado equilibrio de agua y aire en la zona de sus raíces. Cuando hay demasiada agua, las raíces no pueden absorber oxígeno, lo que provoca que se caigan.

Privación de oxígeno de la raíz

Además de proporcionar agua, las raíces también necesitan oxígeno para crecer y funcionar correctamente. Las plantas regadas en exceso pueden experimentar falta de oxígeno, lo que hace que las raíces se debiliten y no puedan sostener la planta. Esto provoca que la parte aérea de la planta se caiga.

Conoce Más  ¿Cómo tomo múltiples clones de toda la rama?

Pudrición de la raíz

El exceso de riego también puede provocar la pudrición de las raíces, una enfermedad fúngica que prospera en ambientes anegados. La pudrición de la raíz puede hacer que las plantas se caigan y eventualmente mueran si no se tratan.

Problemas de compactación y drenaje del suelo

Otro factor que puede hacer que las plantas de cannabis se caigan después de un lavado o un riego abundante es la compactación del suelo o un drenaje deficiente. Cuando el suelo se compacta, restringe el movimiento del agua y el aire, lo que dificulta que las raíces accedan a los nutrientes y el oxígeno que necesitan.

Mejorando la estructura del suelo

Para evitar la compactación del suelo, puede agregar perlita, vermiculita u otras enmiendas para mejorar la estructura del suelo o sustrato de cultivo. Esto ayudará a garantizar un drenaje y aireación adecuados, evitando problemas relacionados con el exceso de riego.

Drenaje adecuado

Un buen drenaje es esencial para que las plantas de cannabis estén sanas. Si sus plantas están en agua estancada o en suelo anegado, es probable que se caigan. Asegúrese de que sus macetas tengan orificios de drenaje y considere usar una mezcla de tierra con buen drenaje para evitar que el agua se acumule.

Cómo evitar que se caiga después de enjuagar o regar abundantemente

Controle su programa de riego

Para evitar el riego excesivo, asegúrese de darle a sus plantas la cantidad adecuada de agua en el momento adecuado. Deje que se seque una o dos pulgadas superiores de tierra antes de volver a regar y ajuste su programa de riego según el tamaño y la edad de sus plantas.

Conoce Más  ¿Cómo debo trasplantar el minicubo a las macetas llenas de piedras?

Lavado gradual

Cuando laves tus plantas de cannabis, considera hacerlo gradualmente en lugar de hacerlo todo a la vez. Esto puede ayudar a prevenir el exceso de agua y la caída resultante. Comience usando una cantidad menor de agua y aumente con el tiempo hasta alcanzar el nivel deseado de eliminación de nutrientes.

Proporcionar apoyo adecuado

A veces, la caída se puede aliviar proporcionando soporte a las plantas. Las estacas o jaulas pueden ayudar a sostener las ramas, evitando que se caigan por su propio peso.

Conclusión

Que las plantas de cannabis se caigan después de lavarlas o regarlas abundantemente puede ser frustrante, pero comprender las causas fundamentales e implementar las soluciones adecuadas le ayudará a mantener un jardín de cannabis saludable y productivo. Si controla su programa de riego, mejora la estructura y el drenaje del suelo, brinda apoyo y enjuaga gradualmente, puede evitar la caída y garantizar una cosecha exitosa.

Entradas relacionadas