Mejorar el crecimiento del cannabis con un método simple de CO2

Elevar los niveles de dióxido de carbono (CO2) puede mejorar significativamente el crecimiento de las plantas en los jardines interiores. Este artículo presenta un método sencillo y rentable para producir CO2 utilizando artículos domésticos fácilmente disponibles.

Materiales necesarios

Para configurar este generador de CO2 de bricolaje, necesitará los siguientes elementos:

  • 10 libras de azúcar blanca
  • Balde limpio de 5 galones con tapa
  • 4 1/2 galones de agua
  • Una tostada, dorada y dura.
  • Una cucharada de levadura activa seca (para hornear pan)

Instrucciones paso a paso

Sigue estos pasos para crear tu propio generador de CO2:

Paso 1: hervir y disolver

Hervir el agua, lo que asegura la limpieza. Retire el agua del fuego y agregue el azúcar. Revuelve hasta que el azúcar se disuelva por completo. Deja que el agua se enfríe a temperatura ambiente, ya que el proceso no funcionará si hace demasiado calor.

Paso 2: prepara la levadura

Una vez que el agua azucarada se haya enfriado, deja flotar la tostada sobre el agua. Vacía la cucharada de levadura sobre la tostada. En unos días, la levadura se apoderará de la tostada y empezará a hacer burbujas (CO2) en el cubo.

Paso 3: monitorear la producción de CO2

Después de una semana, la cantidad de burbujas (CO2) aumentará. Mantenga la tapa hermética del balde. El CO2 subirá por el tubo de dispersión y, al ser más pesado que el aire, caerá directamente sobre las plantas.

Paso 4: Optimice el tiempo de escape

La sincronización del escape es crucial para mantener un nivel efectivo de CO2. Un kit de análisis de CO2 puede ayudar a gestionar el tiempo de escape y mantener un nivel óptimo de alrededor de 1500 PPM.

Conoce Más  Clonación de cannabis: Sumérgete en el mundo de la propagación de cultivos de tejidos

Pensamientos finales

Este sencillo método proporciona una forma asequible de aumentar los niveles de CO2 en su jardín interior, mejorando así el crecimiento de las plantas. Sin embargo, es fundamental señalar que los niveles de CO2 producidos por este método no se han probado empíricamente. Recomendamos utilizar un kit de análisis de CO2 para garantizar resultados óptimos.

Entradas relacionadas