Información básica sobre iluminación fluorescente para el cultivo de cannabis

Cultivar cannabis puede ser un pasatiempo divertido y gratificante. Sin embargo, para lograr los mejores resultados, debes proporcionar a tus plantas la iluminación adecuada. En este artículo, exploraremos los conceptos básicos de la iluminación fluorescente para el cultivo de cannabis, analizaremos los beneficios, los tipos de bombillas y cómo utilizarlas de forma eficaz.

¿Qué es la iluminación fluorescente?

La iluminación fluorescente es un tipo de iluminación que se basa en la excitación de un gas, normalmente vapor de mercurio, para producir luz visible. Estas luces son conocidas por su eficiencia energética y se han utilizado ampliamente tanto en entornos residenciales como comerciales. En el contexto del cultivo de cannabis, las luces fluorescentes pueden ser una excelente opción para principiantes o aquellos con espacio limitado, ya que proporcionan una solución rentable y eficiente.

Beneficios de la iluminación fluorescente para el cultivo de cannabis

Existen varias ventajas al utilizar iluminación fluorescente en tu cultivo de cannabis:

Menor producción de calor

Las luces fluorescentes emiten significativamente menos calor que otras opciones de iluminación, como las lámparas de descarga de alta intensidad (HID) o de sodio de alta presión (HPS). Esto los hace ideales para espacios de cultivo más pequeños donde la gestión del calor puede ser un desafío.

Eficiencia Energética

Las luces fluorescentes consumen menos energía que otros tipos de luces de cultivo, lo que ayuda a reducir su factura de electricidad. Esto es particularmente importante para aquellos que buscan mantener bajo su consumo de energía.

Ideal para plántulas y clones

La suave luz producida por las lámparas fluorescentes es perfecta para las plantas jóvenes, lo que la convierte en una excelente opción para las primeras etapas del crecimiento del cannabis.

Conoce Más  Una mirada más profunda a la importancia de las cepas autóctonas en el mejoramiento de cannabis

Tipos de bombillas fluorescentes

Hay dos tipos principales de bombillas fluorescentes que se utilizan en el cultivo de cannabis:

Luces fluorescentes compactas (CFL)​

Las CFL son bombillas pequeñas con forma de espiral que se pueden atornillar fácilmente a un casquillo de luz estándar. Son una opción asequible y versátil para los pequeños cultivadores de cannabis. Las CFL vienen en varias temperaturas de color: la luz más fría (azul) es mejor para el crecimiento vegetativo y la luz más cálida (roja) es adecuada para la floración.

Tubos fluorescentes T5

Los tubos T5 son bombillas largas y delgadas que requieren un accesorio especializado. Son más potentes que las CFL y ofrecen una mejor cobertura de luz. Los tubos T5 también vienen en diferentes temperaturas de color, lo que los hace adecuados para las etapas vegetativa y de floración del crecimiento del cannabis. Las luminarias T5 se pueden configurar fácilmente para contener múltiples tubos, lo que le permite crear una configuración de iluminación personalizada para sus plantas.

Cómo utilizar iluminación fluorescente en tu cultivo de cannabis

Para aprovechar al máximo su iluminación fluorescente, siga estos consejos:

Elija el espectro correcto

Seleccione bombillas que ofrezcan la temperatura de color adecuada para la etapa de crecimiento de sus plantas. Utilice bombillas de espectro más frío (azul) para la fase vegetativa y cambie a bombillas de espectro más cálido (rojo) durante la floración.

Mantenga la distancia de luz adecuada

Mantenga sus luces fluorescentes cerca de sus plantas, generalmente entre 2 y 4 pulgadas de distancia, para brindarles la luz adecuada sin riesgo de quemarse. Ajusta la distancia a medida que crecen tus plantas.

Conoce Más  Después de 10 días de floración, ¿cómo luce una hembra?

Proporcionar una cobertura de luz adecuada

Asegúrese de que todas sus plantas reciban una cobertura de luz uniforme organizando sus bombillas o accesorios en consecuencia. Esto puede requerir agregar más bulbos o ajustar sus posiciones a medida que crecen las plantas.

Monitorear y ajustar el horario de iluminación

Las plantas de cannabis requieren diferentes cantidades de luz durante sus distintas etapas de crecimiento. Durante la etapa vegetativa, proporcione de 18 a 24 horas de luz al día. Al pasar a la etapa de floración, reduzca el horario de iluminación a 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad.

Conclusión

La iluminación fluorescente es una excelente opción para los cultivadores de cannabis que buscan una solución de iluminación energéticamente eficiente y de bajo calor, especialmente para operaciones a pequeña escala o aquellas que recién comienzan. Seleccionando el tipo correcto de bombillas, manteniendo la distancia de luz adecuada y ajustando el horario de iluminación, puedes lograr una cosecha exitosa de cannabis utilizando luces fluorescentes.

Entradas relacionadas