¿Es importante el pH?

El cultivo de cannabis se ha vuelto cada vez más popular en los últimos años, gracias a su legalización en muchas partes del mundo. Como resultado, muchas personas se están interesando por los diversos factores que pueden afectar el crecimiento y la calidad de las plantas de cannabis. Uno de estos factores es el pH, que juega un papel crucial en la salud general y el desarrollo de las plantas. En este artículo, discutiremos la importancia del pH en el cultivo de cannabis, cómo medir y ajustar los niveles de pH y algunos problemas comunes relacionados con el pH que pueden surgir.

¿Qué es el pH y por qué es importante?

El pH, o hidrógeno potencial, es una medida de la acidez o alcalinidad de una solución. En el contexto del cultivo de cannabis, el pH se refiere a la acidez o alcalinidad del medio de cultivo, como la tierra o la solución nutritiva hidropónica. La escala de pH va de 0 a 14, siendo 7 neutro. Los valores inferiores a 7 se consideran ácidos, mientras que los valores superiores a 7 son alcalinos.


El nivel de pH del medio de cultivo es importante porque afecta directamente la disponibilidad de nutrientes para la planta de cannabis.
Diferentes nutrientes están más o menos disponibles para las plantas en diferentes niveles de pH. Si el pH es demasiado alto o demasiado bajo, puede provocar deficiencias de nutrientes o toxicidades, lo que puede afectar gravemente el crecimiento, el rendimiento y la salud general de las plantas.

pH óptimo para el crecimiento del cannabis

El rango de pH ideal para las plantas de cannabis varía según el medio de cultivo. Para el cultivo en suelo, generalmente se considera óptimo un rango de pH de 6,0 a 7,0. Para sistemas hidropónicos, se recomienda un rango de pH ligeramente inferior, de 5,5 a 6,5. Dentro de estos rangos, las plantas de cannabis pueden absorber eficientemente los nutrientes esenciales y mantener un crecimiento saludable.

Conoce Más  ¿Cómo puedo controlar las plagas al aire libre?

Cómo medir y ajustar el pH

Para medir el pH de tu medio de cultivo, puedes utilizar un kit de prueba de pH o un medidor de pH digital. Para el suelo, deberá tomar una muestra de la zona de la raíz y mezclarla con agua destilada antes de realizar la prueba. Para sistemas hidropónicos, puedes probar la solución nutritiva directamente.


Si descubres que tu pH está fuera del rango óptimo para el crecimiento del cannabis, tendrás que ajustarlo en consecuencia.
Para elevar el pH, puedes utilizar productos como cal hidratada o cal dolomita para tierra y soluciones pH Up para hidroponía. Para reducir el pH, puedes utilizar productos como azufre elemental o sulfato de aluminio para tierra y soluciones de pH Down para hidroponía.


Al ajustar el pH, es esencial realizar cambios graduales y volver a probar el pH con frecuencia para evitar una corrección excesiva.

A continuación se detallan algunos problemas comunes relacionados con el pH que pueden afectar a las plantas de cannabis:

  1. Bloqueo de nutrientes : cuando el pH está demasiado lejos del rango óptimo, puede provocar un bloqueo de nutrientes, lo que significa que la planta no puede absorber los nutrientes esenciales. Esto puede provocar un retraso en el crecimiento, hojas amarillentas y rendimientos reducidos.
  2. Quema de nutrientes : si el pH es demasiado bajo, puede provocar un exceso de ciertos nutrientes, lo que provocará una quema de nutrientes. Este problema se caracteriza por puntas y bordes de las hojas marrones y de aspecto quemado.
  3. Daño a las raíces : Los niveles de pH incorrectos también pueden provocar daños en las raíces, lo que puede afectar la capacidad de la planta para absorber agua y nutrientes. Esto puede manifestarse como marchitez, crecimiento lento y mala salud general.
Conoce Más  ¿Cómo disuadir a las babosas y caracoles sin utilizar productos químicos?

Si controlas y ajustas cuidadosamente el pH de tu medio de cultivo, puedes ayudar a garantizar que tus plantas de cannabis se mantengan sanas y productivas. Recuerda que lograr el rango de pH óptimo es solo un aspecto del cultivo exitoso de cannabis, y es importante considerar otros factores como la iluminación, la temperatura, la humedad y el manejo adecuado de los nutrientes para lograr los mejores resultados posibles.

Entradas relacionadas