¿Debo empezar a cultivar cannabis a partir de clones o semillas?

Decidir si comenzar a cultivar cannabis a partir de clones o semillas es un paso crucial en la configuración de su operación de cultivo. En este artículo profundizaremos en los pros y los contras de ambos métodos, proporcionándote la información necesaria para tomar una decisión informada.

Pros y contras de partir de semillas

Ventajas de las semillas

  1. Diversidad genética: las semillas ofrecen una amplia gama de genéticas, lo que le permite explorar y experimentar con diversas cepas y fenotipos. Esta puede ser una experiencia emocionante y gratificante para los productores que buscan sabores, efectos y características de crecimiento únicos.
  2. Vigor y resiliencia: las plantas cultivadas con semillas tienden a ser más vigorosas y resistentes que los clones. Poseen una raíz pivotante fuerte, lo que les permite absorber nutrientes de manera más eficiente y resistir los factores estresantes ambientales.
  3. Resistencia a enfermedades y plagas: Es menos probable que las semillas transmitan plagas o enfermedades en comparación con los clones. Esto reduce el riesgo de contaminación y posibles pérdidas de cultivos.

Desventajas de las semillas

  1. Sexado: El cultivo de cannabis a partir de semillas requiere sexar las plantas para identificar y eliminar los machos, evitando la polinización y la producción de semillas. Este proceso puede llevar mucho tiempo y requiere cierta experiencia.
  2. Germinación y viabilidad: no todas las semillas germinarán y su viabilidad disminuye con el tiempo. Esto puede provocar un desperdicio de recursos y un retraso en el crecimiento.
  3. Variabilidad del fenotipo: las semillas pueden producir plantas con diferentes características, incluso dentro de la misma cepa. Esto puede dificultar lograr consistencia en rendimiento, potencia y sabor.

Pros y contras de partir de clones

Ventajas de los clones

  1. Consistencia: Los clones son genéticamente idénticos a su planta madre, lo que garantiza rasgos consistentes en todo el cultivo. Esto es beneficioso para mantener las características deseadas como potencia, rendimiento y sabor.
  2. Eficiencia del tiempo: Los clones pueden ahorrar semanas en el proceso de crecimiento, ya que son plantas ya establecidas. Esto permite cosechas más frecuentes y retornos de la inversión más rápidos.
  3. No se requiere sexado: los clones suelen ser femeninos, lo que elimina la necesidad de sexar y el riesgo de polinización accidental.
Conoce Más  La guía completa de novatos para fanáticos

Desventajas de los clones

  1. Diversidad genética limitada: los clones carecen de la diversidad genética que se encuentra en las semillas, lo que limita su capacidad para experimentar con diferentes cepas y fenotipos.
  2. Riesgo de contaminación: los clones pueden albergar plagas y enfermedades de su planta madre, lo que podría poner en peligro toda su cosecha.
  3. Disponibilidad y costo: Los clones de calidad pueden ser difíciles de obtener y pueden ser más caros que las semillas, especialmente en áreas con acceso limitado a los mercados legales de cannabis.

Tomar la decisión: ¿clones o semillas?

En última instancia, la elección entre empezar a cultivar cannabis a partir de clones o semillas depende de tus preferencias personales, recursos y experiencia de cultivo.


Si valora la diversidad genética, la resiliencia y la resistencia a las enfermedades, las semillas pueden ser la mejor opción para usted.
Sin embargo, prepárate para invertir tiempo y esfuerzo en sexar tus plantas y gestionar la variabilidad del fenotipo.


Por otro lado, si prioriza la coherencia, la eficiencia del tiempo y evitar el proceso de sexado, los clones podrían ser la mejor opción.
Tenga en cuenta que obtener clones de calidad y gestionar los posibles riesgos de contaminación son esenciales para el éxito.


Al sopesar cuidadosamente los pros y los contras de cada método, podrás tomar una decisión informada y prepararte para una experiencia exitosa de cultivo de cannabis.

Entradas relacionadas