Cultivo de cannabis en exterior: consejos para encontrar la variedad adecuada

Introducción al cultivo de cannabis en exterior

¡Hola compañeros pulgares verdes! ¿Estás buscando unirte a las filas de los cultivadores de cannabis al aire libre? Bueno, ¡estás en el lugar correcto! En esta divertida guía, exploraremos todo lo que necesitas saber para encontrar la variedad ideal para el cultivo de cannabis en exterior. Cultivar cannabis al aire libre puede ser una experiencia gratificante, ya que podrás presenciar cómo tus plantas prosperan en su entorno natural. Además, el cultivo al aire libre suele ser menos costoso que el cultivo en interiores, ya que no será necesario invertir en equipos costosos como luces de cultivo y sistemas de ventilación. Entonces, entremos y ensuciémonos las manos, ¿de acuerdo?


El cultivo de cannabis al aire libre presenta un conjunto distinto de desafíos y recompensas en comparación con el cultivo de interior.
Por un lado, los cultivadores de exterior deben lidiar con los elementos, incluido el clima impredecible, las plagas e incluso los vecinos entrometidos. Por otro lado, el aire libre proporciona abundante luz solar, aire fresco y espacio para que sus plantas florezcan. En última instancia, elegir la variedad de cannabis adecuada es crucial para el éxito del cultivo en exterior, ya que no todas las variedades son adecuadas para el cultivo en exterior.


En esta guía completa, lo guiaremos a través del proceso de comprensión de las variedades de cannabis y sus características, los factores a considerar al elegir una variedad para el cultivo al aire libre y nuestras principales recomendaciones para variedades que destacan en un ambiente al aire libre.
También abordaremos consideraciones climáticas, consejos de germinación y desafíos comunes que puedes enfrentar como cultivador de cannabis al aire libre. ¡Entonces empecemos!

Comprender las variedades de cannabis y sus características

Antes de sumergirnos en la selección de la variedad perfecta para el cultivo en exterior, es esencial comprender los diferentes tipos de variedades de cannabis y sus características únicas. Hay tres tipos principales de variedades de cannabis: Indica, Sativa e Híbrida. Cada tipo tiene rasgos específicos que pueden influir en sus patrones de crecimiento, efectos e idoneidad para el cultivo al aire libre.

Las variedades índicas son conocidas por sus patrones de crecimiento cortos y tupidos y sus hojas anchas. Suelen tener un periodo de floración más corto que las variedades Sativa, lo que las hace muy adecuadas para el cultivo al aire libre en zonas con veranos más cortos. Las cepas índicas también son conocidas por sus efectos relajantes y sedantes, y a menudo se utilizan para tratar la ansiedad, el insomnio y aliviar el dolor.

Las variedades sativas , por otro lado, son conocidas por su crecimiento alto y larguirucho y sus hojas estrechas. Tienen tiempos de floración más largos, lo que puede suponer un desafío para los cultivadores de exterior con una temporada de crecimiento limitada. Sin embargo, las cepas sativas son apreciadas por sus efectos edificantes y energizantes, que pueden estimular la creatividad, la concentración y el estado de ánimo.

Las variedades híbridas son una combinación de genética Indica y Sativa, ofreciendo un equilibrio de sus respectivas características. Los híbridos pueden variar mucho en sus patrones de crecimiento, efectos e idoneidad para el cultivo al aire libre, lo que los convierte en una opción interesante para los cultivadores que buscan una experiencia única.


Al elegir una variedad para cultivar al aire libre, es esencial tener en cuenta los patrones de crecimiento, el tiempo de floración y los efectos de la variedad para garantizar que se alinee con su entorno de cultivo y sus preferencias personales.

Factores a tener en cuenta a la hora de elegir una variedad para cultivo exterior​

Ahora que tenemos un conocimiento básico de las variedades de cannabis y sus características, profundicemos en los factores que debes considerar al elegir una variedad para cultivar en exterior.

1. Compatibilidad climática: el clima local juega un papel importante a la hora de determinar qué cepas prosperarán en su jardín al aire libre. Algunas cepas son más adecuadas para soportar condiciones climáticas adversas o fluctuaciones de temperatura, mientras que otras pueden requerir un entorno más estable para florecer.

Conoce Más  Humus de lombriz para el cultivo de cannabis: preguntas frecuentes

2. Época de floración: Como mencionamos anteriormente, el tiempo de floración de una variedad es un factor esencial a considerar cuando se cultiva en exterior. Si vives en una zona con una temporada de crecimiento corta, querrás elegir variedades con un tiempo de floración más corto para asegurarte de que alcancen la madurez antes de la primera helada.

3. Resistencia a plagas y enfermedades: El cultivo en exterior expone tus plantas de cannabis a una variedad de plagas y enfermedades. Seleccionar variedades con una resistencia natural a los problemas comunes puede ahorrarte tiempo, esfuerzo y dolores de cabeza a largo plazo.

4. Potencial de rendimiento: la cantidad de cannabis que una variedad puede producir es otro factor crucial a considerar. Si bien algunas cepas pueden tener un potencial de rendimiento menor, pueden compensarlo en potencia o efectos únicos.

5. Efectos deseados: Finalmente, es fundamental considerar el tipo de experiencia que buscas con tu cannabis. Ya sea que prefieras una Indica relajante, una Sativa estimulante o un híbrido equilibrado, seleccionar una variedad que se ajuste a tus preferencias es clave para una experiencia de cultivo al aire libre satisfactoria.

Las mejores variedades de cannabis para cultivo exterior

Teniendo en cuenta los factores mencionados anteriormente, hemos compilado una lista de algunas de nuestras variedades de cannabis favoritas para cultivo al aire libre. Estas variedades cuentan con una combinación de compatibilidad climática, resistencia a plagas y enfermedades y un impresionante potencial de rendimiento, lo que las convierte en excelentes opciones para su jardín al aire libre.

  1. Blue Dream: este híbrido con dominancia Sativa es una opción popular entre los cultivadores de exterior debido a su alto potencial de rendimiento, resistencia al moho y adaptabilidad a diversos climas. La Blue Dream ofrece una mezcla equilibrada de efectos cerebrales y físicos, lo que la convierte en una cepa versátil tanto para uso medicinal como recreativo.
  2. Durban Poison: una variedad Sativa pura procedente de Sudáfrica, Durban Poison es conocida por su resistencia y capacidad para prosperar en diversos climas. Con un período de floración prolongado, esta variedad puede ser más adecuada para cultivadores de exterior con una temporada de crecimiento prolongada. Durban Poison es apreciado por sus efectos edificantes y energizantes y su aroma dulce y terroso.
  3. Northern Lights: esta legendaria variedad Indica es una de las favoritas entre los cultivadores de exterior por su corto período de floración, su resistencia al moho y su impresionante potencial de rendimiento. La Northern Lights es conocida por sus efectos relajantes y sedantes, lo que la convierte en una excelente opción para quienes buscan una experiencia Indica potente.
  4. White Widow: Un híbrido bien equilibrado, White Widow, es una opción popular para el cultivo al aire libre debido a su adaptabilidad y resistencia a las plagas. Con un potencial de rendimiento moderado y un tiempo de floración relativamente corto, la White Widow es una opción fiable para los cultivadores de exterior que buscan una variedad versátil con un perfil de efectos equilibrado.
  5. Jack Herer: Jack Herer, que lleva el nombre del famoso activista del cannabis, es un híbrido con dominancia Sativa apreciado por sus efectos edificantes y creativos y su alto potencial de rendimiento. Con resistencia al moho y a las plagas, esta variedad es una excelente opción para los cultivadores de exterior que buscan una experiencia de cannabis cerebral y energizante.

Consideraciones climáticas para el cultivo de cannabis en exterior

Como se mencionó anteriormente, el clima local juega un papel importante a la hora de determinar qué cepas prosperarán en su jardín al aire libre. A la hora de seleccionar una variedad para cultivar en exterior, es fundamental tener en cuenta la temperatura media, la humedad y los niveles de precipitación de la zona, así como la duración de la temporada de cultivo.


Las plantas de cannabis generalmente prefieren una temperatura constante entre 21 y 29 °C (70 y 85 °F) durante el día y 10 y 15 °C (50 y 60 °F) durante la noche.
Sin embargo, algunas cepas pueden tolerar las fluctuaciones de temperatura mejor que otras. Si vives en una región con cambios extremos de temperatura, quizás quieras considerar variedades con reputación de resistencia y tolerancia a la temperatura, como la Durban Poison o la Blue Dream.


Los niveles de humedad son otro factor crucial a considerar, ya que pueden afectar la susceptibilidad de sus plantas al moho y los hongos.
En general, las plantas de cannabis prefieren niveles de humedad moderados, con una humedad relativa del 40-60% durante la etapa vegetativa y del 40-50% durante la floración. Si vives en una región particularmente húmeda o árida, seleccionar variedades resistentes al moho y los hongos, como Northern Lights o Jack Herer, puede ayudar a mitigar posibles problemas.

Conoce Más  El sencillo método de clonación de agua de Smokinrav


Por último, la duración de la temporada de crecimiento es una consideración esencial a la hora de seleccionar una variedad para cultivo al aire libre.
Si vives en una zona con una temporada de crecimiento corta, querrás elegir variedades con un tiempo de floración más corto, como Northern Lights o White Widow, para asegurarte de que alcancen la madurez antes de la primera helada.

Cómo germinar correctamente las semillas de cannabis

Antes de que puedas comenzar tu viaje de cultivo de cannabis al aire libre, necesitarás germinar tus semillas. Una germinación adecuada es crucial para garantizar un comienzo saludable para tus plantas de cannabis. Aquí tienes un método sencillo que puedes utilizar para germinar tus semillas:

  1. Remoja tus semillas: coloca tus semillas de cannabis en un vaso de agua a temperatura ambiente y déjalas en remojo durante 12 a 24 horas. Esto ayuda a suavizar la capa exterior de la semilla y estimula la aparición de la raíz principal.
  2. Humedece una toalla de papel: toma algunas hojas de papel toalla y humedécelas con agua, asegurándote de que estén húmedas pero no empapadas.
  3. Coloque las semillas entre las toallas de papel: Retire las semillas del vaso de agua y colóquelas entre las toallas de papel humedecidas. Dobla las toallas de papel sobre las semillas, asegurándote de que estén completamente cubiertas.
  4. Guárdelo en un lugar cálido y oscuro: coloque las semillas cubiertas con toallas de papel en una bolsa o recipiente de plástico y guárdelas en un lugar cálido y oscuro. Una temperatura entre 21 y 27 °C (70 y 80 °F) es ideal para la germinación.
  5. Verifique diariamente el crecimiento de la raíz principal: después de 24 horas, revise cuidadosamente sus semillas para detectar signos de crecimiento de la raíz principal. Si la raíz principal ha emergido y mide al menos 0,6 cm (1/4 de pulgada) de largo, la semilla está lista para plantar. De lo contrario, continúe revisando diariamente hasta que la raíz principal haya alcanzado la longitud adecuada.


Una vez que las semillas hayan germinado con éxito, puedes trasplantarlas con cuidado a tu jardín al aire libre, teniendo cuidado de no dañar la delicada raíz principal.

Consejos para un cultivo exitoso de cannabis en exterior

Ahora que has seleccionado una variedad y has germinado tus semillas, ¡es hora de sumergirte en el mundo del cultivo de cannabis al aire libre! Para ayudarle en su viaje, hemos recopilado una lista de consejos para un cultivo exterior exitoso:

  1. Elija una ubicación adecuada: seleccione una ubicación para su jardín al aire libre que reciba mucha luz solar, idealmente de 6 a 8 horas de luz solar directa por día. Además, considere factores como la accesibilidad, la privacidad y la protección contra las inclemencias del tiempo y las plagas.
  2. Modifique su suelo: un suelo rico y con buen drenaje es crucial para un cultivo exitoso de cannabis en exterior. Modifique su suelo con materia orgánica, como compost, humus de lombriz o estiércol añejo, para mejorar su estructura y contenido de nutrientes.
  3. Riegue con prudencia: las plantas de cannabis de exterior requieren un riego constante y profundo para prosperar. Asegúrese de regar bien sus plantas, permitiendo que la tierra se seque ligeramente entre riegos para evitar el exceso de agua y la pudrición de las raíces.
  4. Alimente sus plantas: Las plantas de cannabis se alimentan mucho y requieren suplementos nutricionales regulares para favorecer un crecimiento saludable. Utilice un fertilizante orgánico equilibrado para proporcionar a sus plantas los nutrientes necesarios durante todo su ciclo de crecimiento.
  5. Controle las plagas y enfermedades: inspeccione periódicamente sus plantas en busca de signos de plagas o enfermedades y aborde cualquier problema de inmediato para evitar que se propaguen.
  6. Apoya a tus plantas: A medida que tus plantas de cannabis crecen, es posible que necesiten apoyo para evitar que sus ramas se rompan bajo el peso de sus cogollos. Utilice estacas, enrejados o jaulas para brindar apoyo adicional y fomentar un crecimiento óptimo.
  7. Pode y entrene sus plantas: las técnicas regulares de poda y entrenamiento, como el desmoche, el entrenamiento de bajo estrés (LST) y la defoliación, pueden promover un crecimiento más frondoso, aumentar el flujo de aire y mejorar la salud general y el potencial de rendimiento de sus plantas.
Conoce Más  ¿Cómo instalo un ventilador de conducto para que funcione de manera más eficiente?

Retos comunes y soluciones para los cultivadores de cannabis de exterior

Cultivar cannabis al aire libre es una experiencia gratificante, pero no está exenta de desafíos. A continuación se detallan algunos problemas comunes que pueden enfrentar los cultivadores de cannabis al aire libre y cómo abordarlos:

Plagas: las plantas de cannabis al aire libre son susceptibles a una variedad de plagas, incluidos pulgones, arañas rojas y orugas. Para prevenir y tratar las infestaciones de plagas, utilice técnicas de manejo integrado de plagas (MIP), como la introducción de insectos beneficiosos, el uso de pesticidas orgánicos e inspeccionar periódicamente sus plantas en busca de signos de plagas.

Enfermedades: Las plantas de exterior también pueden ser víctimas de enfermedades como moho, hongos y pudrición de las raíces. Para prevenir enfermedades, asegúrese de que sus plantas tengan un flujo de aire adecuado, evite regarlas en exceso e inspeccione periódicamente sus plantas para detectar signos de infección.

Clima: Las condiciones climáticas adversas, como el calor, el frío o las precipitaciones excesivos, pueden suponer un desafío para los cultivadores de cannabis de exterior. Para proteger sus plantas del clima extremo, considere usar invernaderos, telas de sombra o cubiertas temporales para proteger sus plantas de los elementos.

Privacidad: Por último, mantener la privacidad puede ser una preocupación para los cultivadores de cannabis al aire libre. Para mantener tu jardín discreto, considera la posibilidad de utilizar barreras naturales como setos, vallas o plantas altas para ocultar tus plantas de cannabis de la vista.

Cosechar y curar tu cultivo de cannabis de exterior

¡Felicitaciones, ha cultivado con éxito sus plantas de cannabis al aire libre! Ahora es el momento de cosechar y curar tu cosecha para disfrutar los frutos de tu trabajo. A continuación se ofrece una breve descripción general del proceso de recolección y curado:

  1. Controle los tricomas: para determinar cuándo sus plantas de cannabis están listas para la cosecha, inspeccione periódicamente los tricomas (diminutas estructuras parecidas a cristales en los cogollos) con una lupa o una lupa de joyero. Cuando la mayoría de los tricomas hayan pasado de un color claro a un blanco lechoso y algunos se hayan vuelto de color ámbar, es hora de cosechar.
  2. Cortar y recortar: Con unas tijeras afiladas y esterilizadas, corte las plantas de cannabis por la base y recorte con cuidado las hojas en forma de abanico más grandes.
  3. Seca tus cogollos: Cuelga tus plantas de cannabis recortadas boca abajo en una habitación oscura y bien ventilada con una temperatura de 60-70°F (15-21°C) y una humedad relativa del 50%. Deja que tus cogollos se sequen durante 7 a 14 días, o hasta que los tallos se rompan al doblarlos.
  4. Cure sus cogollos: una vez que los cogollos estén secos, retire con cuidado las hojas de azúcar restantes y coloque los cogollos en frascos de vidrio, llenándolos hasta ¾ de su capacidad. Guarde sus frascos en un lugar fresco y oscuro y abra las tapas diariamente para permitir que circule el aire fresco. Cure sus cogollos durante al menos 2 a 4 semanas, o más, para obtener un sabor y una potencia óptimos.

Conclusión y reflexiones finales sobre el cultivo de cannabis en exterior​

Cultivar cannabis al aire libre puede ser una experiencia divertida y gratificante que te permite conectarte con la naturaleza y disfrutar de la satisfacción de cuidar tus plantas desde la semilla hasta la cosecha. Si comprendes las variedades de cannabis y sus características, seleccionas la variedad ideal para tu entorno y sigues nuestros consejos para un cultivo exterior exitoso, estarás en el buen camino para experimentar los placeres del cultivo de cannabis al aire libre.


¿Entonces, Qué esperas?
¡Es hora de ponerse manos a la obra y embarcarse en su viaje de cultivo de cannabis al aire libre! Recuerde seguir siempre las leyes y regulaciones locales y, lo más importante, divertirse y disfrutar el proceso. ¡Feliz crecimiento!

Entradas relacionadas