Construya un armario de cultivo CFL para el cultivo de cannabis


Cultivar cannabis en casa es un pasatiempo gratificante para muchos aficionados.
Un armario de cultivo CFL (luz fluorescente compacta) es una excelente solución para aquellos que quieren cultivar cannabis de forma discreta y económica. En este artículo, te guiaremos a través del proceso de construcción de tu propio armario de cultivo CFL para el cultivo de cannabis.

Introducción a los armarios de cultivo CFL

Los armarios de cultivo CFL son espacios pequeños y cerrados diseñados para proporcionar el entorno ideal para el cultivo de cannabis. Son rentables, energéticamente eficientes y fáciles de mantener. El diseño compacto permite a los productores cultivar plantas en espacios reducidos, lo que lo hace perfecto para quienes tienen espacio limitado o quienes desean cultivar discretamente.

Materiales y herramientas necesarios

Para construir un armario de cultivo CFL, necesitarás los siguientes materiales y herramientas:

  • Un armario, armario o contenedor grande
  • Bombillas fluorescentes compactas (CFL) con una combinación de espectro frío y cálido
  • Lámparas y regletas
  • Material reflectante (Mylar o pintura blanca)
  • Sistema de ventilación (pequeño ventilador y conductos)
  • Filtro de carbón (opcional para control de olores)
  • Temporizador
  • Cinta métrica
  • Destornillador
  • Perforar
  • Cuchillo de uso
  • Tijeras
  • Cinta adhesiva
  • Grapadora

Construyendo el marco del gabinete

Elija un gabinete o contenedor que se adapte a su espacio y a la cantidad de plantas deseada. Mida las dimensiones de su gabinete, asegurándose de que haya suficiente altura para que crezcan las plantas y espacio para las luces, el sistema de ventilación y otros equipos. Limpie el gabinete a fondo para eliminar el polvo o la suciedad.

Conoce Más  ¿Existen alternativas a los pesticidas químicos?

Instalación del sistema de iluminación

Las CFL son una excelente opción para el cultivo de cannabis porque producen menos calor y consumen menos energía en comparación con otras opciones de iluminación. Elija una combinación de bombillas de espectro frío y cálido para proporcionar un espectro de luz equilibrado para sus plantas. Instale accesorios de iluminación y regletas de enchufes en el gabinete, asegurándose de que estén bien sujetos y bien espaciados para evitar el sobrecalentamiento. Conecte las luces a un temporizador para automatizar el ciclo de luz de sus plantas.

Ventilación y circulación de aire

Una ventilación adecuada es crucial para un crecimiento saludable del cannabis. Instale un pequeño ventilador dentro del gabinete para hacer circular el aire y mantener una temperatura uniforme. Taladre agujeros en el gabinete para los conductos, lo que permitirá la entrada y salida de aire fresco. Si le preocupa el control de olores, considere agregar un filtro de carbón a su sistema de ventilación.

Agregar material reflectante

El material reflectante aumenta la eficiencia de su sistema de iluminación al reflejar la luz hacia sus plantas. Cubra el interior de su gabinete con Mylar o píntelo con pintura blanca para maximizar el reflejo de la luz. Asegúrese de que el material reflectante esté bien sujeto y libre de arrugas o pliegues.

Configuración de su entorno de cultivo de cannabis

Coloca tus plantas de cannabis en macetas o recipientes con orificios de drenaje y llénalos con un sustrato de cultivo adecuado. Coloque las plantas en el gabinete, asegurándose de que tengan suficiente espacio para crecer sin abarrotarse. Configure el temporizador para el ciclo de luz apropiado, generalmente 18 horas de luz y 6 horas de oscuridad para la etapa vegetativa y 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad para la etapa de floración.

Conoce Más  ¿Cómo puedo minimizar mi firma de calor?

Mantenimiento de su gabinete de cultivo CFL

Revise periódicamente sus plantas para detectar signos de plagas o enfermedades y solucione cualquier problema de inmediato. Controle la temperatura y la humedad dentro del gabinete, apuntando a una temperatura de 70 a 85 °F (21 a 29 °C) y un nivel de humedad de 40 a 70 %. Riega tus plantas según sea necesario, asegurándote de que el medio de cultivo permanezca húmedo pero no empapado.

Conclusión

Construir un armario de cultivo CFL para el cultivo de cannabis es una forma gratificante y rentable de cultivar tus propias plantas. Si sigue estos sencillos pasos, podrá crear un entorno de cultivo discreto y eficiente adaptado a sus necesidades específicas. Con el cuidado y mantenimiento adecuados, estarás en camino de disfrutar de una cosecha de cannabis exitosa.

Entradas relacionadas