Comprender los nutrientes en el cultivo de cannabis

Las plantas de cannabis necesitan una variedad de nutrientes para crecer y prosperar. En este artículo, discutiremos la importancia de los diferentes nutrientes y cómo afectan el crecimiento y desarrollo de las plantas de cannabis.

Nitrógeno (N)​

Papel en el crecimiento del cannabis

El nitrógeno es esencial para la etapa de crecimiento vegetativo de las plantas de cannabis. Desempeña un papel crucial en el desarrollo del follaje y la estructura general de la planta.

Manejo de los niveles de nitrógeno

Un exceso de nitrógeno puede provocar problemas, como un retraso en la floración. Para evitar el exceso de nitrógeno, enjuague la tierra con agua corriente. Tenga en cuenta la fuente de nitrógeno; El nitrógeno soluble está fácilmente disponible para las raíces, mientras que el nitrógeno insoluble requiere descomposición microbiana antes de su absorción. Se debe evitar el exceso de nitrógeno amónico, ya que puede interferir con otros nutrientes.

Magnesio (Mg)​

Papel en el crecimiento del cannabis

El magnesio es vital para las plantas de cannabis, ya que ayuda a la fotosíntesis y a la salud general de las plantas.

Manejo de los niveles de magnesio

La deficiencia de magnesio es común en el cultivo de cannabis y se puede corregir añadiendo sales de Epsom o cal dolomita al suelo. Tenga cuidado al usar demasiado magnesio, ya que puede bloquear otros nutrientes.

Potasio (K)​

Papel en el crecimiento del cannabis

El potasio es esencial para diversas funciones de las plantas, incluida la regulación del agua y la resistencia a las enfermedades.

Manejo de los niveles de potasio

Los niveles altos de sodio pueden causar deficiencia de potasio. Para solucionar este problema, evite el uso de filtros ablandadores de agua y enjuague la tierra, si es necesario. Además, tenga en cuenta el posible bloqueo de nutrientes debido al exceso de calcio o nitrógeno amónico.

Conoce Más  Todo lo que necesitas saber sobre Mylar

Fósforo (P)​

Papel en el crecimiento del cannabis

El fósforo es crucial para el desarrollo de las raíces, la floración y la fructificación de las plantas de cannabis.

Manejo de los niveles de fósforo

Si bien es normal cierta deficiencia de fósforo durante la floración, se debe evitar una deficiencia excesiva. Los tallos rojos pueden indicar una deficiencia de fósforo, pero también pueden ser un signo de deficiencias de nitrógeno, potasio o magnesio. El exceso de fósforo puede provocar una deficiencia de hierro.

Hierro (Fe)​

Papel en el crecimiento del cannabis

El hierro es esencial para la producción de clorofila, que es necesaria para la fotosíntesis.

Manejo de los niveles de hierro

El hierro deja de estar disponible para las plantas cuando el pH es demasiado alto. Para abordar la deficiencia de hierro, baje el pH y asegúrese de que los niveles de fósforo no sean demasiado altos. Utilice hierro quelado para máxima disponibilidad.

Manganeso (Mn)​

Papel en el crecimiento del cannabis

El manganeso juega un papel vital en la fotosíntesis y la salud general de las plantas.

Manejo de los niveles de manganeso

El manganeso queda bloqueado cuando el pH es demasiado alto o cuando hay demasiado hierro. Para abordar las deficiencias de manganeso, utilice manganeso quelado y garantice niveles de pH adecuados.

Zinc (Zn)​

Papel en el crecimiento del cannabis

El zinc es crucial para el crecimiento y desarrollo de las plantas, incluida la producción de enzimas y la regulación hormonal.

Manejo de los niveles de zinc

La deficiencia de zinc suele ocurrir junto con las deficiencias de hierro y manganeso debido al alto pH. Para abordar la deficiencia de zinc, baje el pH y use zinc quelado. Evite el uso excesivo de micronutrientes, ya que esto puede agravar el problema.

Conoce Más  ¿Cuándo debo cosechar mis plantas de cannabis?

Entradas relacionadas