Cómo secar y curar adecuadamente tu cosecha de cannabis

El cultivo de cannabis es un proceso gratificante, pero no termina cuando se cosechan las plantas. De hecho, el proceso de secado y curado es un paso esencial para garantizar que el producto final sea de alta calidad. Un secado y curado adecuados preservan el sabor, el aroma y la potencia del cannabis, al tiempo que reducen el riesgo de crecimiento de moho y bacterias. En este artículo, te guiaremos a través de las técnicas adecuadas para secar y curar tu cosecha de cannabis.

Preparando la cosecha para el secado

Antes de comenzar el proceso de secado, debes preparar tus plantas de cannabis. El primer paso es recortar con cuidado las hojas, ya que pueden albergar humedad y provocar el crecimiento de moho. A continuación le indicamos cómo preparar su cosecha para el secado:

  1. Corta las ramas del tallo principal, dejando suficiente tallo para colgar las ramas boca abajo.
  2. Retire las hojas grandes en forma de abanico, ya que contienen una cantidad mínima de tricomas y pueden promover el crecimiento de moho.
  3. Recorta las hojas de azúcar más pequeñas, que contienen tricomas y se pueden guardar para hacer concentrados de cannabis.

Elegir el ambiente de secado ideal

El entorno en el que secas tu cannabis juega un papel importante en la calidad del producto final. Para crear el ambiente de secado ideal, considere los siguientes factores:

Temperatura​

Apunte a una temperatura entre 60 y 70 °F (15 y 21 °C). Las temperaturas más bajas pueden provocar un secado lento, mientras que las temperaturas más altas pueden hacer que los terpenos se evaporen, lo que da lugar a un producto menos sabroso y aromático.

Conoce Más  Información básica sobre iluminación fluorescente para el cultivo de cannabis

Humedad​

Mantenga una humedad relativa (RH) entre 45-55%. Los niveles de humedad más altos pueden promover el crecimiento de moho, mientras que los niveles más bajos pueden hacer que los cogollos se sequen demasiado rápido, afectando la calidad del producto final.

Circulación de aire

Asegure una circulación de aire adecuada utilizando ventiladores oscilantes para mantener el aire en movimiento. Sin embargo, evita apuntar los ventiladores directamente a las ramas colgantes, ya que esto puede provocar que los cogollos se sequen de manera desigual.

oscuridad

Mantenga el espacio de secado oscuro, ya que la exposición a la luz puede degradar los cannabinoides y terpenos, lo que da como resultado un producto final menos potente y sabroso.

Secando tu cosecha de cannabis

Una vez que hayas preparado tu cannabis y hayas creado el ambiente de secado ideal, es hora de colgar las ramas boca abajo. Sepárelos uniformemente para promover el flujo de aire y prevenir el moho. El proceso de secado debería durar entre 7 y 14 días, dependiendo de la densidad de los cogollos y de las condiciones ambientales.


Sabrás que el cannabis está seco cuando los tallos se rompan en lugar de doblarse al aplicar presión.
En este punto, la parte exterior de los cogollos debería sentirse seca al tacto, mientras que la parte interior todavía contiene algo de humedad.

Curar tu cosecha de cannabis

Un curado adecuado mejora aún más la calidad del cannabis al permitir que la humedad restante se distribuya uniformemente por los cogollos. Para curar tu cannabis, sigue estos pasos:

  1. Recorta los cogollos de las ramas y colócalos en frascos de vidrio herméticos, llenándolos aproximadamente hasta ¾ de su capacidad para permitir la circulación del aire.
  2. Guarde los frascos en un lugar fresco y oscuro. La temperatura ideal para el curado es entre 60-70°F (15-21°C), con un nivel de humedad entre 60-65%.
  3. Abra los frascos una vez al día durante la primera semana para liberar la humedad acumulada y reponer el oxígeno. Este proceso se llama «eructar». Después de la primera semana, haga eructar los frascos una vez cada pocos días durante las próximas dos semanas.
  4. Continúe curando su cannabis durante un total de 4 a 8 semanas. Cuanto más tiempo cures, más se desarrollará el sabor, el aroma y la potencia.
Conoce Más  ¿Son importantes los rayos UV para la floración del cannabis?

Si sigue estos pasos, podrá asegurarse de que su cosecha de cannabis se seque y cure adecuadamente, lo que dará como resultado un producto de alta calidad que podrá disfrutar. Recuerde, la paciencia es clave durante este proceso, ya que apresurarse en las etapas de secado y curado puede afectar significativamente la calidad del producto final.

Entradas relacionadas