Cómo reutilizar tierra vieja para cultivar cannabis

Cultivar cannabis puede ser un pasatiempo divertido o un negocio lucrativo, pero también puede resultar caro. Una forma de ahorrar dinero es reutilizar tierra vieja. En este artículo, discutiremos los pasos para reutilizar tierra vieja para cultivar cannabis y cómo hacerlo de manera efectiva y eficiente.

Introducción​

Las plantas de cannabis necesitan un suelo rico en nutrientes para prosperar. Sin embargo, la tierra nueva puede ser costosa y comprarla constantemente puede resultar costosa. Con unos sencillos pasos, es posible reutilizar tierra vieja y ahorrar dinero sin sacrificar la salud de sus plantas.

Beneficios de reutilizar tierra vieja

Ahorro de costos

La reutilización de tierra vieja puede ahorrar una cantidad considerable de dinero, especialmente para los productores a gran escala. La tierra de alta calidad puede ser costosa y, al reutilizarla, puede reducir los costos generales.

Sostenibilidad​

Reutilizar tierra vieja es una práctica respetuosa con el medio ambiente. Reduce los desechos y ayuda a conservar recursos como agua y nutrientes que de otro modo se utilizarían para producir suelo nuevo.

Familiaridad

La tierra vieja puede conservar características familiares para el productor, como la textura y los niveles de pH. Esta familiaridad puede facilitar el mantenimiento de las condiciones de cultivo ideales para las plantas de cannabis.

Preparar tierra vieja para su reutilización

Paso 1: eliminar el material vegetal viejo

Antes de reutilizar la tierra, es fundamental retirar cualquier material vegetal, como raíces, hojas y tallos. Estos pueden albergar plagas y enfermedades que pueden dañar tus nuevas plantas de cannabis.

Paso 2: esterilizar el suelo

La esterilización del suelo puede eliminar cualquier plaga, patógeno u hongo restante. Existen varios métodos para esterilizar el suelo, como la solarización o el uso de un tratamiento térmico. Para esterilizar la tierra usando calor, precalienta el horno a 82 °C (180 °F) y hornea la tierra durante 30 minutos.

Conoce Más  ¿Cómo reconozco y evito la pudrición de las raíces en el suelo?

Paso 3: verificar y ajustar el pH del suelo

Las plantas de cannabis prefieren suelos ligeramente ácidos con un pH entre 6,0 y 7,0. Pruebe el pH de su tierra anterior y, si es necesario, ajústelo usando cal (para aumentar el pH) o azufre (para reducir el pH).

Reacondicionamiento del suelo viejo

Paso 1: agregue materia orgánica

Para reponer los nutrientes de la tierra vieja, agregue materia orgánica como abono, humus de lombriz o estiércol añejo. Incorpore la materia orgánica al suelo, con el objetivo de lograr una proporción de materia orgánica con respecto al suelo del 25-30%.

Paso 2: agregue nutrientes y enmiendas

Para asegurarse de que sus plantas de cannabis tengan los nutrientes necesarios, agregue enmiendas como harina de huesos, harina de sangre y harina de algas. Estos proporcionan nutrientes esenciales como nitrógeno, fósforo y potasio. Además, considere agregar hongos micorrízicos para mejorar la absorción de nutrientes y la salud general de las plantas.

Paso 3: mezclar y airear la tierra

Mezcle bien la tierra, la materia orgánica y las enmiendas para asegurar una distribución uniforme de los nutrientes. Airee la tierra dándole la vuelta con una pala o una horca, lo que puede ayudar a mejorar el drenaje y la disponibilidad de oxígeno para las raíces de las plantas.

Plantar cannabis en suelo reutilizado

Paso 1: llene sus contenedores

Llene sus macetas o recipientes con tierra reacondicionada, dejando unos centímetros de espacio en la parte superior para regar.

Paso 2: trasplanta tus plantas de cannabis

Trasplanta con cuidado tus plantas de cannabis al suelo reacondicionado, asegurándote de que sus raíces estén adecuadamente cubiertas. Riegue bien las plantas después del trasplante para ayudar a que las raíces se establezcan en el nuevo suelo.

Conoce Más  ¿Qué tan pequeño puedo hacer un filtro lento de arena/lana de roca?

Paso 3: monitorear y ajustar

Vigila de cerca tus plantas de cannabis a medida que crecen en la tierra reutilizada. Controle el pH, los niveles de humedad y la disponibilidad de nutrientes, y realice los ajustes necesarios para garantizar condiciones óptimas de crecimiento.

Conclusión

Reutilizar tierra vieja puede ser una forma rentable y respetuosa con el medio ambiente de cultivar cannabis. Al preparar, reacondicionar y controlar adecuadamente el suelo, puedes proporcionar a tus plantas de cannabis un entorno saludable en el que crecer y prosperar.

Entradas relacionadas