Cómo mantener a las orugas alejadas de tus plantas de cannabis


Las orugas son plagas voraces que pueden causar estragos en tus plantas de cannabis, dejando agujeros en las hojas y dañando los tallos, lo que en última instancia afecta la salud general y el rendimiento de tu cultivo.
En esta guía completa, analizaremos los distintos tipos de orugas que pueden infestar tus plantas de cannabis, cómo identificarlas y las distintas formas de prevenir y tratar las infestaciones de orugas. Si sigue estos consejos y técnicas, podrá garantizar una cosecha de cannabis saludable y exitosa.

Entendiendo las orugas

Las orugas representan la etapa larvaria en todas las especies de polillas y mariposas. Los investigadores estiman que hay más de 175.000 especies de orugas en todo el mundo. Estos insectos de cuerpo blando varían en tamaño desde 1 mm hasta 14 cm de longitud. Si bien la mayoría son herbívoros, existe una minoría carnívora y caníbal.


Las orugas se diferencian de otras especies de larvas según su anatomía específica.
Sus características clave incluyen:

  • Máximo de cinco pares de patas.
  • Doce tallos (ojos simples)
  • La presencia de crochets en las patas (extremidades que les permiten trepar bien)
  • Líneas de escote en forma de «Y» o «V» en la parte frontal de la cabeza

Aunque contribuyen a la biodiversidad de cualquier jardín al transformarse eventualmente en mariposas polinizadoras, las orugas representan una amenaza para las plantas de cannabis debido a su insaciable apetito por la materia vegetal.

Signos de infestación de orugas

Una infestación de orugas puede variar desde unos pocos agujeros incómodos en el follaje hasta la devastación total de un ejemplar, lo que resulta en una pérdida significativa de rendimiento. Esté atento a los siguientes síntomas que indican una infestación de orugas:

  • Agujeros irregulares : las orugas dejarán agujeros de formas extrañas en las hojas de abanico, cuyo tamaño varía desde varios milímetros hasta varios centímetros de ancho.
  • Daño al tallo : especies como el barrenador euroasiático del cáñamo atacan los tallos y las ramas, perforando el tejido y comprometiendo la integridad estructural de la planta.
  • Flores masticadas : algunas orugas se esconden en los cogollos y se alimentan de la resina y los valiosos fitoquímicos. Esto puede provocar el marchitamiento y la muerte de la flor.
  • Amarilleamiento de las hojas : los daños a las plantas, especialmente a los tallos, pueden afectar el transporte de agua y nutrientes, lo que provoca que las hojas se pongan amarillentas.
  • Crecimiento retrasado : el daño de las orugas puede estresar a las plantas, reduciendo su tamaño y productividad.
Conoce Más  Todo lo que necesitas saber sobre Mylar

Prevenir las infestaciones de orugas

Más vale prevenir que curar cuando se trata de infestaciones de orugas. Implementar las siguientes medidas puede ayudarlo a evitar infestaciones en primer lugar:

Introducción de insectos beneficiosos

La introducción de insectos como avispas parásitas, mantis religiosas y mariquitas al principio de la temporada de crecimiento puede ayudar a mantener a raya a las orugas. Estos insectos depredadores controlarán naturalmente las poblaciones de orugas, protegiendo tus plantas de cannabis.

Telas de barrera

Colocar un marco de madera y una capa de tela alrededor de su cultivo puede evitar que las orugas lleguen físicamente a sus plantas para darse un festín y poner huevos. Si bien no es visualmente atractivo, este método es muy eficaz para mantener alejadas a las orugas.

Aceite de neem

Derivado del árbol Neem del sur de Asia, el aceite de neem sirve como pesticida natural. Contiene fitoquímicos que disuaden a los insectos cuando se administra como empapado del suelo o como aspersión foliar.

Identificar y eliminar orugas

Si sospechas de una infestación de orugas, sigue estos pasos para confirmar su presencia y eliminarlas de tus plantas de cannabis:

Remoción física

Las orugas son visibles a simple vista y relativamente fáciles de detectar. Si se trata de una pequeña cantidad de especímenes, simplemente recójalos, colóquelos en un frasco y trasládelos a un entorno natural cercano. Muchas especies son nocturnas, así que prepárate para cazar durante la noche.

Avispas parásitas

Las avispas parásitas, como las avispas Trichogramma y Podisus maculiventris, pueden ayudar a controlar las poblaciones de orugas. Estas avispas se alimentan de orugas y usan sus cuerpos para poner sus huevos, eliminando efectivamente la población de orugas.

Conoce Más  Los pros y los contras de las plantas de cannabis autofecundadas

mantis religiosa

Las mantis religiosas son depredadores sigilosos que esperan pacientemente debajo de las hojas, escondidas en las flores y detrás de los tallos hasta que su presa da el primer paso. Estos eficientes insectos pueden reducir significativamente las poblaciones de orugas.

Aerosoles bacterianos

Los aerosoles bacterianos, como los que contienen Bacillus thuringiensis, pueden dañar a las orugas sin suponer un riesgo para las plantas de cannabis ni para las personas que las consumen. Evite administrar estos aerosoles demasiado cerca del momento de la cosecha.

Tratamiento de las infestaciones de orugas con insecticidas caseros

Además de los métodos mencionados anteriormente, también puedes utilizar insecticidas caseros para controlar las infestaciones de orugas. Algunas opciones efectivas incluyen:

  • Spray de pimienta y ajo : una mezcla casera de pimienta y ajo puede repeler las orugas cuando se aplica a tus plantas de cannabis.
  • Spray de piretro : este spray de acción rápida aturde a las orugas, provocando que se caigan de la planta inmediatamente.
  • Bacillus thuringiensis : este insecticida biológico es el método más eficaz para tratar las infestaciones de orugas, ya que daña a las orugas sin suponer un riesgo para las plantas de cannabis ni para los humanos.

Precauciones sobre las orugas poscosecha

Después de cosechar tus plantas de cannabis, es fundamental colgarlas boca abajo para que se sequen correctamente. Esto hará que las orugas restantes abandonen las plantas a medida que se secan, en busca de una nueva fuente de alimento.


Inspeccione cuidadosamente las plantas cosechadas, eliminando orugas o signos de infestación.
De no hacerlo, las orugas podrían completar su ciclo de vida y crear crisálidas en rincones inesperados de su hogar, lo que llevaría a un ciclo interminable de infestación.

Conoce Más  Pudrición de la raíz por Phytophthora

La conclusión sobre las orugas y el cannabis

Las orugas son una amenaza potencial para tus plantas de cannabis, pero con estrategias de prevención y tratamiento adecuadas puedes proteger tu cultivo y garantizar una cosecha exitosa. Al utilizar telas protectoras, insectos beneficiosos y pesticidas naturales, puede mantener a raya a estas plagas hambrientas mientras mantiene un jardín saludable y próspero. Esté siempre atento, inspeccione periódicamente sus plantas para detectar signos de infestación y actúe rápidamente si detecta orugas para minimizar el daño y mantener la salud general y el rendimiento de su cultivo de cannabis.

Entradas relacionadas