Cocinar con cannabis: una guía para medir y ajustar la potencia comestible

Introducción a la cocina con cannabis

Cocinar con cannabis ha ganado una popularidad significativa en los últimos años, en gran parte gracias a la legalización generalizada de la marihuana en varios estados y países. Ya no se trata sólo de brownies; Ahora puedes encontrar platos con infusión de cannabis en establecimientos de alta cocina e incluso cocinarlos en casa. Mucha gente elige cocinar con cannabis porque ofrece una alternativa para no fumar al consumo de marihuana y puede ser una forma única de explorar diferentes sabores y texturas en sus creaciones culinarias.


Por muy emocionante que sea cocinar con cannabis, es esencial comprender la ciencia que hay detrás y la importancia de calcular la dosis adecuada al crear comestibles.
Esto se debe a que consumir marihuana a través de comestibles puede producir una experiencia diferente a fumar o vapear, y es fundamental asegurarse de no exagerar.


En esta publicación de blog, discutiremos cómo dominar el arte de cocinar con cannabis entendiendo los conceptos básicos de los comestibles, la importancia de la dosis y potencia adecuadas y brindando algunas ideas de recetas creativas para su próxima comida con infusión de cannabis.

Comprender los conceptos básicos de los comestibles de cannabis

Los comestibles de cannabis son productos alimenticios que contienen cannabinoides, como THC o CBD, que son los compuestos activos que se encuentran en la marihuana. Cuando se consumen estos comestibles, los cannabinoides se absorben a través del sistema digestivo y se metabolizan en el hígado antes de ingresar al torrente sanguíneo. Este proceso es diferente de fumar o vapear, en el que los cannabinoides se absorben directamente al torrente sanguíneo a través de los pulmones.


Esta diferencia en la absorción significa que los efectos de los comestibles de cannabis pueden tardar más en aparecer, normalmente entre 30 minutos y 2 horas, y pueden durar un período más prolongado, de 4 a 12 horas.
La experiencia de consumir comestibles también puede variar mucho dependiendo de factores como el tipo de cannabis utilizado, la cantidad consumida y el metabolismo del individuo.

Importancia de la dosis y potencia comestibles adecuadas

Uno de los aspectos más críticos de cocinar con cannabis es asegurarse de haber calculado la dosis y la potencia adecuadas para sus comestibles. Esto se debe a que los efectos del consumo de marihuana a través de comestibles pueden ser más potentes y duraderos en comparación con los de fumar o vapear, por lo que es especialmente importante evitar el consumo excesivo.


La dosis de un comestible de cannabis suele medirse en miligramos (mg) de THC o CBD por porción.
Para aquellos que son nuevos en el consumo de comestibles, generalmente se recomienda comenzar con una dosis baja de alrededor de 2,5 a 5 mg de THC por porción y aumentar gradualmente la dosis según sea necesario. Para los usuarios más experimentados, una dosis típica puede oscilar entre 10 y 50 mg de THC por ración.

Conoce Más  ¡Descubra salsas, aderezos y adobos con infusión de cannabis que le encantarán!


Determinar la potencia de tus platos con infusión de cannabis puede ser un poco más complicado, ya que depende de factores como la cantidad de cannabis utilizada, el método de cocción y el tipo de marihuana (índica, sativa o híbrida).
Sin embargo, si aprende algunas técnicas sencillas para calcular y medir la dosis de comestibles, podrá asegurarse de que sus platos tengan la potencia perfecta para sus necesidades.

Diferentes métodos para infundir cannabis en tus platos

Hay varias formas de infundir cannabis en tus platos, y algunos métodos son más adecuados para determinados tipos de recetas que otros. Éstos son algunos de los métodos más populares:

  1. Cannabutter : Este es quizás el método más conocido para infusionar cannabis en tus platos. La cannabutter se crea hirviendo a fuego lento mantequilla y marihuana molida, y luego colando el material vegetal. La mantequilla de cannabis puedes utilizarla en lugar de la mantequilla normal en tus recetas.
  2. Aceite de canna : similar a la mantequilla de canna, el aceite de canna se elabora infundiendo cannabis en un aceite portador, como el aceite de coco o el aceite de oliva. Este método puede resultar particularmente útil para recetas que requieren aceite en lugar de mantequilla.
  3. Tinturas : Son extractos de cannabis a base de alcohol, que se pueden añadir directamente a tus platos o bebidas. Las tinturas ofrecen una forma más precisa de dosificar tus comestibles, ya que puedes medir la cantidad exacta de THC o CBD que estás agregando a tu receta.
  4. Aceites de cocina infusionados : Otra opción es infusionar tus aceites de cocina favoritos, como el de oliva o el de coco, con cannabis. Esto se puede hacer usando una olla de cocción lenta o calentando el aceite y el cannabis juntos a fuego lento en la estufa.

Consejos para calcular y medir la dosis comestible

Calcular la dosis de tus platos con infusión de cannabis puede ser un poco complicado, pero con unos sencillos consejos puedes asegurarte de obtener la potencia perfecta:

  1. Conozca el contenido de THC o CBD de su cannabis : esta información suele estar disponible en el paquete de su marihuana, o puede consultarla en su dispensario local. Conocer el contenido de THC o CBD de tu cannabis es esencial para calcular la dosis de tus comestibles.
  2. Determine la dosis deseada por porción : como se mencionó anteriormente, es una buena idea comenzar con una dosis baja si es nuevo en el consumo de comestibles y aumentarla gradualmente según sea necesario. Ten en cuenta que siempre es más fácil añadir más cannabis a tu plato que quitarlo, así que sé cauteloso al calcular la dosis.
  3. Usa una báscula de cocina : una báscula de cocina puede ayudarte a medir con precisión la cantidad de cannabis que estás usando en tu receta, asegurándote de obtener la dosis correcta.
  4. Divide tu plato en porciones iguales : una vez que hayas calculado la dosis total de tu plato, divídela en porciones iguales para asegurarte de que cada porción contenga la cantidad deseada de THC o CBD.
Conoce Más  La guía definitiva para descarboxilar cannabis en tu cocina

Dominando el arte de las recetas con infusión de cannabis

Ahora que comprendes los conceptos básicos de cocinar con cannabis, ¡es hora de ser creativo en la cocina! Los platos con infusión de cannabis pueden variar desde dulces como brownies y galletas hasta platos salados como pasta y pizza. La clave para dominar el arte de las recetas con infusión de cannabis es experimentar con diferentes ingredientes y métodos de cocción hasta encontrar el equilibrio perfecto entre sabores y potencia.


Un consejo importante para cocinar con cannabis es asegurarte de utilizar el tipo correcto de marihuana para tu plato.
Las cepas índicas tienden a producir un efecto sedante y relajante, mientras que las cepas sativas son conocidas por sus propiedades estimulantes y energizantes. Las variedades híbridas ofrecen una combinación de efectos índica y sativa, lo que las convierte en una opción versátil para muchas recetas.

El papel del CBD y el THC en los comestibles

Al cocinar con cannabis, es fundamental tener en cuenta las funciones que desempeñan el CBD y el THC en los comestibles. El THC es el compuesto psicoactivo de la marihuana que produce el «subidón» asociado con su uso, mientras que el CBD es un compuesto no psicoactivo que se ha demostrado que tiene numerosos beneficios potenciales para la salud.


Algunas personas prefieren cocinar con productos que solo contengan CBD, ya que no producen los efectos psicoactivos del THC y pueden utilizarse por sus posibles beneficios terapéuticos.
Otros pueden optar por utilizar una mezcla de THC y CBD en sus platos, según los efectos deseados y las preferencias personales.

Cocinar con Cannabis: Ideas de recetas deliciosas y creativas

¿Listo para empezar a cocinar con cannabis? Aquí hay algunas ideas de recetas deliciosas y creativas para comenzar:

  1. Guacamole con infusión de cannabis : Dale un giro a tu receta clásica de guacamole añadiendo un poco de aceite de oliva con infusión de cannabis. Este platillo es perfecto para servir en fiestas o disfrutar como refrigerio.
  2. Pasta con pesto de cannabis : haga una tanda de pesto con infusión de cannabis mezclando albahaca fresca, ajo, piñones, queso parmesano y aceite de oliva con infusión de cannabis. Mezcle el pesto con pasta cocida para obtener una comida deliciosa y potente.
  3. Galletas con chispas de chocolate con infusión de cannabis : reemplaza la mantequilla de tu receta favorita de galletas con chispas de chocolate por mantequilla de cannabis para obtener un dulce contundente.
  4. Aderezo para ensalada con infusión de cannabis : prepara una vinagreta sencilla con aceite de oliva con infusión de cannabis, vinagre y tus hierbas y especias favoritas. Rocíelo sobre su ensalada favorita para obtener una comida saludable y sabrosa.
Conoce Más  CBD versus THC: desentrañando el misterio de las aventuras culinarias con cannabis

Precauciones de seguridad y consumo responsable

A la hora de cocinar con cannabis, es fundamental tomar ciertas precauciones de seguridad y practicar un consumo responsable. Mantén siempre tus comestibles de cannabis fuera del alcance de los niños y las mascotas, ya que pueden ser dañinos si se ingieren accidentalmente. Además, es importante etiquetar los comestibles de forma clara y precisa, para que otros sepan lo que contienen.


También es fundamental comenzar con una dosis baja y esperar a ver cómo reacciona su cuerpo antes de consumir más.
Como se mencionó anteriormente, los efectos de los comestibles pueden ser más potentes y duraderos en comparación con fumar o vapear, por lo que es esencial ser consciente de su consumo.


Por último, es importante consumir comestibles de cannabis en un ambiente seguro y cómodo, con personas de confianza.
Evite conducir u operar maquinaria pesada después de consumir comestibles, ya que pueden afectar sus habilidades motoras y su tiempo de reacción.

Conclusión: perfeccionar tus habilidades culinarias con cannabis

Cocinar con cannabis puede ser una forma divertida y única de explorar diferentes sabores y texturas en tus creaciones culinarias. Si comprendes los conceptos básicos de los comestibles, la importancia de la dosis y la potencia adecuadas y algunas ideas de recetas creativas, podrás dominar el arte de los platos con infusión de cannabis.


Recuerda practicar siempre un consumo responsable y tomar las precauciones de seguridad necesarias al cocinar con cannabis.
Con un poco de experimentación y creatividad, puedes perfeccionar tus habilidades culinarias con cannabis e impresionar a tus amigos y familiares con tus deliciosas creaciones.


¿Entonces, Qué esperas?
¡Ve a tu cocina y empieza a cocinar con cannabis hoy!

Entradas relacionadas