Cocinar con cannabis: recetas antiinflamatorias para aliviar el dolor

Introducción a la cocina con cannabis

¿Estás cansado de lidiar con el dolor crónico debido a la inflamación? ¿Has estado buscando una forma natural de aliviar tus molestias? Si es así, probablemente se te haya ocurrido la idea de incorporar cannabis a tu dieta. Cocinar con cannabis es una manera fantástica de disfrutar de los numerosos beneficios para la salud que esta planta tiene para ofrecer, al mismo tiempo que satisface tus papilas gustativas. En este artículo, exploraremos el mundo de la cocina cannábica y compartiremos algunas recetas antiinflamatorias increíbles que pueden ayudarte a aliviar tu dolor.


El cannabis se utiliza desde hace miles de años, tanto por sus propiedades medicinales como como fuente de fibra para textiles.
En los últimos años, ha ganado popularidad como remedio natural para una amplia gama de dolencias, incluidas la inflamación y el dolor. Cocinar con cannabis es una excelente manera de beneficiarse de sus propiedades curativas y disfrutar de una comida sabrosa al mismo tiempo. Entonces, ¡sumergámonos en el mundo de la cocina cannábica y descubramos cómo puedes crear deliciosos platos antiinflamatorios usando esta versátil planta!

Comprender los beneficios para la salud del cannabis para la inflamación

El cannabis tiene varios compuestos activos, conocidos como cannabinoides, que se ha demostrado que poseen propiedades antiinflamatorias. Los dos cannabinoides más conocidos son el THC (tetrahidrocannabinol) y el CBD (cannabidiol). Si bien el THC es responsable de los efectos psicoactivos típicamente asociados con el cannabis, el CBD no tiene propiedades psicoactivas y ha ganado una amplia atención por sus posibles beneficios para la salud.


Las investigaciones han demostrado que los cannabinoides pueden ayudar a reducir la inflamación al interactuar con el sistema endocannabinoide del cuerpo, un complejo sistema de señalización celular que desempeña un papel crucial en el mantenimiento de la homeostasis y la regulación de diversos procesos fisiológicos, incluidas las respuestas inmunitarias y la inflamación.
Al modular la actividad de este sistema, los cannabinoides pueden ayudar a reducir la inflamación y aliviar el dolor asociado con diversas afecciones inflamatorias, como la artritis, la enfermedad de Crohn y la esclerosis múltiple.

La ciencia detrás del cannabis y sus propiedades antiinflamatorias

Las propiedades antiinflamatorias del cannabis se pueden atribuir a la forma en que los cannabinoides interactúan con el sistema endocannabinoide del cuerpo. Este sistema está compuesto por dos tipos principales de receptores: CB1 y CB2. Mientras que los receptores CB1 se encuentran principalmente en el cerebro y el sistema nervioso central, los receptores CB2 se encuentran predominantemente en las células y tejidos inmunitarios.


Cuando los cannabinoides como el THC y el CBD se unen a estos receptores, modulan la actividad del sistema endocannabinoide, influyendo así en la respuesta inflamatoria del cuerpo.
Por ejemplo, se ha demostrado que el CBD suprime la producción de citocinas proinflamatorias (proteínas que promueven la inflamación) y mejora la producción de citocinas antiinflamatorias, que ayudan a reducir la inflamación y promover la curación.

Conoce Más  Una guía para cocinar con mantequilla y aceites con infusión de marihuana

Seleccionar la variedad de cannabis adecuada para tus recetas

No todas las variedades de cannabis son iguales en cuanto a su potencial antiinflamatorio. Algunas cepas tienen niveles más altos de CBD, conocido por sus propiedades antiinflamatorias y no psicoactivas. Si buscas cocinar con cannabis por sus beneficios antiinflamatorios, es esencial elegir una variedad con alto contenido de CBD y bajo en THC. De esta manera, podrás disfrutar de los beneficios para la salud sin experimentar los efectos psicoactivos que pueden producir las cepas con alto contenido de THC.


Algunas cepas populares con alto contenido de CBD y bajo contenido de THC incluyen ACDC, Charlotte’s Web y Harlequin.
Estas cepas suelen tener una proporción de CBD a THC de al menos 2:1, lo que garantiza que obtengas los beneficios antiinflamatorios sin los efectos psicoactivos. Al seleccionar una cepa para cocinar, también es esencial tener en cuenta el perfil de sabor, ya que diferentes cepas pueden tener sabores y aromas distintos que pueden influir en el sabor de tus platos.

Descarboxilación: Activando el Cannabis para Cocinar

Antes de poder empezar a cocinar con cannabis, es necesario pasar por un proceso llamado descarboxilación. La descarboxilación es el proceso de calentar el cannabis para activar los cannabinoides, como el THC y el CBD, haciéndolos más biodisponibles y efectivos cuando se consumen. Sin la descarboxilación, tus platos con infusión de cannabis no proporcionarán los efectos antiinflamatorios deseados.


Para descarboxilar tu cannabis, simplemente precalienta el horno a 240 °F (115 °C), esparce el cannabis uniformemente en una bandeja para hornear y hornéalo durante 30 a 40 minutos, revolviendo ocasionalmente para asegurar un calentamiento uniforme.
Una vez que el cannabis ha adquirido un color marrón claro y una textura quebradiza, se ha descarboxilado con éxito y está listo para usarse en la cocina.

Ingredientes para cocinar con infusión de cannabis: aceites, mantequillas y tinturas

Una de las formas más comunes de incorporar cannabis a tus recetas es infundiéndolo en ingredientes de cocina como aceites, mantequillas y tinturas. Estos ingredientes infundidos se pueden utilizar en una variedad de recetas, lo que te permitirá crear platos deliciosos y terapéuticos con infusión de cannabis.


Para hacer aceite o mantequilla con infusión de cannabis, simplemente combina el cannabis descarboxilado con el aceite o la mantequilla elegidos en una cacerola o en una olla de cocción lenta y caliéntalo a fuego lento durante varias horas.
Esto permitirá que los cannabinoides se unan a las grasas del aceite o la mantequilla, creando una infusión potente. Una vez completada la infusión, cuele el material vegetal con una estopilla o un colador de malla fina y guarde el aceite o la mantequilla infundidos en un recipiente hermético.


Las tinturas de cannabis son otra opción versátil para cocinar con cannabis.
Para hacer una tintura, simplemente remoja el cannabis descarboxilado en alcohol de alta graduación (como Everclear o vodka) durante algunas semanas, agitando el recipiente con regularidad para agitar la mezcla. Una vez completada la infusión, cuela el material vegetal y guarda la tintura de cannabis en un frasco cuentagotas o en un recipiente hermético.

Conoce Más  ¡Descubra salsas, aderezos y adobos con infusión de cannabis que le encantarán!

Deliciosas Recetas Antiinflamatorias con Cannabis

a. Opciones de desayuno

  1. Smoothie Bowl con infusión de cannabis: comienza el día con un desayuno nutritivo y antiinflamatorio mezclando tus frutas y verduras favoritas y unas gotas de tintura de cannabis. Cubra su tazón de batido con granola, nueces y semillas para darle más textura y nutrición.
  2. Tostada de aguacate con infusión de CBD: Triture un aguacate maduro y mézclelo con unas gotas de aceite de CBD, luego extienda la mezcla sobre una rebanada de pan tostado integral. Cubra con tomates cherry, queso feta y una pizca de semillas de cáñamo para obtener una opción de desayuno deliciosa y antiinflamatoria.
  3. Pudín de semillas de chía con infusión de cannabis: combine las semillas de chía con la leche de su elección (láctea o de origen vegetal), un chorrito de miel con infusión de cannabis y sus frutas y nueces favoritas. Refrigere durante la noche y disfrute de un delicioso desayuno antiinflamatorio a la mañana siguiente.

b. Ideas para el almuerzo y la cena

  1. Aderezo para ensaladas con infusión de cannabis: Mezcle unas gotas de tintura de cannabis o aceite infundido con sus ingredientes favoritos para el aderezo para ensaladas (como aceite de oliva, vinagre, jugo de limón y hierbas) y rocíe sobre las verduras y hortalizas que elija para una ensalada saludable y saludable. Almuerzo o cena antiinflamatorio.
  2. Salteado con CBD: Cocine sus ingredientes salteados favoritos (como pollo, camarones, tofu o verduras) en una sartén con unas gotas de aceite de CBD. Agregue la salsa de su elección y sirva sobre arroz o fideos para obtener una comida deliciosa y antiinflamatoria.
  3. Pasta al pesto con infusión de cannabis: mezcle albahaca fresca, ajo, piñones, queso parmesano y aceite de oliva con infusión de cannabis para crear una salsa pesto deliciosa y antiinflamatoria. Mézclalo con tu pasta favorita y disfruta de una comida reconfortante y terapéutica.

C. Postres y Meriendas

  1. Galletas con chispas de chocolate con infusión de CBD: sustituya la mantequilla o el aceite con infusión de cannabis por mantequilla o aceite normal en su receta favorita de galletas con chispas de chocolate. Disfruta de un dulce que también ayuda a combatir la inflamación.
  2. Barras de frutas y nueces con infusión de cannabis: combine avena, frutas secas, nueces y semillas con miel o almíbar con infusión de cannabis, luego presione la mezcla en una fuente para hornear y refrigere hasta que esté firme. Córtelo en barras para disfrutar de un refrigerio saludable y antiinflamatorio mientras viaja.
  3. Macarrones de coco con infusión de CBD: mezcle coco rallado, claras de huevo, azúcar y unas gotas de aceite de CBD, luego forme pequeños montículos y hornee hasta que estén dorados. Sumérjalo en chocolate derretido para obtener una opción de postre deliciosa y antiinflamatoria.
Conoce Más  Cocinar con cannabis: una guía para medir y ajustar la potencia comestible

Consejos para cocinar cannabis con éxito

  1. Comience con una pequeña cantidad: Al cocinar con cannabis, es importante comenzar con una pequeña cantidad y aumentar gradualmente la dosis según sea necesario. Esto le ayudará a evitar consumir demasiado y experimentar efectos secundarios no deseados.
  2. Utilice ingredientes de alta calidad: al cocinar con cannabis, es importante utilizar ingredientes de alta calidad para garantizar el mejor sabor y efectos terapéuticos. Elija frutas y verduras frescas, carnes orgánicas y aceites y mantequillas de alta calidad.
  3. Experimente con sabores: los platos con infusión de cannabis pueden tener un sabor distintivo al que puede tomar algún tiempo acostumbrarse. Experimente con diferentes hierbas, especias y condimentos para encontrar el perfil de sabor perfecto para sus platos.
  4. Etiqueta y almacena tus creaciones adecuadamente: es importante etiquetar y almacenar adecuadamente tus creaciones con infusión de cannabis para garantizar que se mantengan frescas y potentes. Guárdalos en un lugar fresco y oscuro y etiquétalos con la dosis y la fecha de vencimiento.
  5. Ten paciencia y disfruta del proceso: Cocinar con cannabis puede ser una experiencia divertida y terapéutica. Tómate tu tiempo, disfruta el proceso y no tengas miedo de experimentar y probar cosas nuevas.

Almacenamiento y dosificación de sus creaciones con infusión de cannabis

Cuando se trata de almacenar y dosificar tus creaciones con infusión de cannabis, es importante tener en cuenta la potencia y la dosis. Comience con una pequeña cantidad y aumente gradualmente según sea necesario, y siempre etiquete y almacene sus creaciones correctamente.


Los platos con infusión de cannabis pueden durar varios días en el frigorífico o varios meses en el congelador, según los ingredientes y el método de preparación.
Al almacenarlo, asegúrese de etiquetar el recipiente con la dosis y la fecha de vencimiento.


Cuando se trata de dosificación, es importante tener en cuenta la potencia de la infusión y los efectos deseados.
Comience con una dosis baja y aumente gradualmente según sea necesario, y espere siempre al menos entre 30 minutos y una hora antes de consumir más para evitar un consumo excesivo.

Conclusión y exploración continua de la cocina cannábica

Cocinar con cannabis es una manera fantástica de disfrutar de los numerosos beneficios para la salud de esta planta versátil y al mismo tiempo satisfacer tu paladar. Si sigue estos consejos y recetas, podrá crear platos antiinflamatorios deliciosos y terapéuticos que pueden ayudar a aliviar el dolor y promover el bienestar general.


Mientras continúas explorando el mundo de la cocina cannábica, recuerda tener en cuenta la dosis y la potencia, y siempre etiquetar y almacenar tus creaciones correctamente.
Con paciencia, creatividad y voluntad de experimentar, puedes crear increíbles platos con infusión de cannabis que son a la vez deliciosos y terapéuticos.


¿Entonces, Qué esperas?
¡Empieza a cocinar con cannabis y descubre los increíbles beneficios de esta versátil planta!

Entradas relacionadas