Cannabis de lavado previo a la cosecha: una guía completa

El cultivo de cannabis es un proceso complejo y los pasos que se toman antes de la cosecha pueden afectar significativamente al producto final. Una de esas prácticas es el lavado previo a la cosecha, que implica eliminar el exceso de nutrientes y sales del sistema de raíces de la planta. Este artículo cubrirá la importancia del lavado previo a la cosecha, sus beneficios y la técnica adecuada para lavar las plantas de cannabis.

¿Qué es el lavado previo a la cosecha?

El lavado previo a la cosecha es el proceso de eliminar el exceso de nutrientes, sales y otras sustancias químicas del sistema de raíces de la planta de cannabis. Por lo general, esto se hace proporcionando a la planta agua limpia durante las etapas finales de crecimiento, asegurando que el producto final esté libre de contaminantes no deseados y tenga el mejor sabor y aroma posibles.

¿Por qué es importante el lavado previo a la cosecha?

Sabor y aroma mejorados

El exceso de nutrientes y sales puede afectar negativamente al sabor y aroma de tus cogollos de cannabis. Al lavar tus plantas antes de la cosecha, te aseguras de eliminar estas impurezas, lo que dará como resultado una experiencia de fumar más suave y placentera.

Dureza reducida

El cannabis que no se ha lavado adecuadamente puede ser duro para la garganta y los pulmones cuando se fuma. El lavado ayuda a eliminar esta aspereza eliminando el exceso de nutrientes y sales que pueden causar irritación al inhalarse.

Mejor calidad de grabación

El cannabis lavado correctamente se quemará de manera más uniforme y producirá una ceniza más limpia cuando se fume. Esto se debe a que el material vegetal ha sido eliminado del exceso de nutrientes y sales, lo que puede afectar la calidad de la combustión del producto final.

Conoce Más  ¿Cuántas horas de luz necesito para el crecimiento vegetal del cannabis?

Cómo lavar las plantas de cannabis

Cuándo empezar a lavarse

El momento óptimo para lavar las plantas de cannabis depende de la cepa y de las condiciones de crecimiento. Generalmente, se recomienda comenzar a lavar 1 o 2 semanas antes de la fecha prevista de cosecha. Presta mucha atención a los tricomas y pistilos de tus plantas, ya que pueden proporcionar pistas sobre cuándo tus plantas están a punto de madurar.

Enjuagar con agua

El método más común para el lavado previo a la cosecha implica el uso de agua limpia con pH equilibrado. Comienza regando tus plantas como lo harías normalmente, pero sin nutrientes ni aditivos añadidos. Continúe este proceso mientras dure la descarga, asegurándose de que el agua utilizada esté libre de contaminantes y ajustada al nivel de pH correcto.

Monitoreo de escorrentía

Durante el proceso de lavado, es fundamental controlar el agua de escorrentía procedente de las plantas. Esto le dará una idea de la eficacia de la descarga y le ayudará a determinar cuándo es el momento de detenerse. El agua de escorrentía debe volverse más clara y contener menos sólidos disueltos a medida que avanza el flujo, lo que indica que el exceso de nutrientes y sales se está eliminando de la planta.

Consejos y precauciones para tirar cannabis

No riegues demasiado

Si bien es importante proporcionar a sus plantas agua limpia durante el proceso de lavado, tenga cuidado de no regarlas en exceso. Esto puede provocar la pudrición de las raíces y otros problemas que pueden afectar negativamente a la salud de las plantas.

Preste atención a las necesidades de la planta

El lavado no es una solución única para todos y es fundamental prestar atención a las necesidades específicas de su planta. Algunas cepas pueden requerir un período de floración más prolongado, mientras que otras pueden estar listas para la cosecha después de un período de floración más corto. Vigile de cerca sus plantas y ajuste su programa de lavado en consecuencia.

Conoce Más  Mezcla sencilla y fácil sin suelo para cultivar cannabis

Conozca su fuente de agua

Al lavar las plantas de cannabis, es importante utilizar agua limpia y libre de contaminantes. El agua del grifo a veces puede contener sustancias químicas no deseadas, así que considere usar agua filtrada o de ósmosis inversa para el proceso de lavado.


En conclusión, el lavado previo a la cosecha es un paso esencial para producir cannabis de alta calidad.
Al eliminar el exceso de nutrientes y sales de tus plantas, puedes mejorar el sabor, el aroma y la experiencia general de fumar. Tenga en cuenta los consejos y precauciones mencionados en este artículo para garantizar una cosecha exitosa y una cosecha abundante.

Entradas relacionadas