Botrytis o moho gris

El hongo fitopatógeno Botrytis se encuentra prácticamente en todos los lugares donde se cultivan plantas. Crece rápidamente, puede crecer con muchas fuentes diferentes de nutrientes, sobrevive bien en el invernadero y puede atacar muchos tipos diferentes de plantas. La enfermedad causada por Botrytis se llama comúnmente plaga de Botrytis o moho gris.


El hongo:


Botrytis al principio aparece como un crecimiento blanco en la planta, pero muy pronto se oscurece hasta adquirir un color gris.
Se forman esporas «polvorientas» de color gris ahumado que se propagan con el viento o en el agua. En los invernaderos, cualquier actividad provocará la liberación de esporas. Incluso los sistemas automatizados de riego por goteo, cuando se encienden, provocan la liberación de esporas. Estas esporas suelen encontrarse en el exterior de las semillas. En algunos casos, las esporas pueden permanecer latentes en la superficie de la planta durante toda la vida de la planta. La botrytis forma dos tipos de estructuras de reposo sobre o dentro del tejido vegetal infectado: 1) estructuras multicelulares de color marrón muy oscuro o negro llamadas esclerocios y 2) clamidosporas unicelulares, gruesas y de paredes oscuras. El hongo puede persistir en el invernadero durante largos períodos en cualquiera de las estructuras en ausencia de plantas.


Infección:


La botrytis es un patógeno débil que debe tener nutrientes o alguna fuente de alimento antes de invadir la planta.
Los nutrientes que se escapan de las partes dañadas de las plantas o de los tejidos moribundos, como los pétalos de flores viejos, proporcionan los nutrientes necesarios. A partir de esta base alimenticia, el hongo se vuelve más agresivo e invade el tejido sano. En el tejido enfermo se forma una podredumbre de color marrón oscuro a claro. Las condiciones de alta humedad favorecen el crecimiento de este hongo.

Conoce Más  ¿Cuál es la forma correcta de utilizar Earth Juice?


Sitios de la primera infección:


Tejido herido, como trozos grandes que quedan después de tomar esquejes.


Flores marchitas.


Hojas sobre las que han caído flores infectadas y marchitas.


Tallos rotos u hojas lesionadas.


Hojas dañadas por sobrefertilización, daños por pulverización o lesiones mecánicas.


Plántulas cultivadas en condiciones frescas y húmedas.


Esquejes tomados de plantas con fuertes infestaciones de Botrytis.


Gestión:


El saneamiento es el primer paso importante.
Retire el tejido muerto o moribundo de las plantas y de la superficie del suelo. Retire estos desechos del invernadero. No arroje escombros debajo de los bancos o en los paseos. El saneamiento por sí solo no es suficiente para controlar este hongo. El hongo puede producir 60.000 o más esporas en un trozo de tejido vegetal del tamaño de la uña del dedo meñique. Incluso una espora puede infectar una planta y provocar una enfermedad.


Evite dañar las plantas de cualquier forma.
No deje grandes trozos de tejido en las plantas madre al realizar esquejes.


Calienta y ventila los invernaderos para evitar condiciones de alta humedad.
Es posible que esto solo requiera ventilación adicional temprano en el día, cuando la humedad se ha condensado y antes de que la luz del sol haya calentado el aire. Incluso reducir ligeramente la humedad puede tener un efecto significativo sobre la Botrytis. Se debe planificar la plantación al aire libre para proporcionar buenos patrones de circulación de aire. Este es el medio más importante para inhibir la actividad de Botrytis.


Muchos cultivos ofrecen protección adicional mediante la aplicación de un fungicida o una combinación de fungicidas.
Sin embargo, Botrytis puede desarrollar resistencia a ciertos químicos.

Conoce Más  Cómo germinar semillas de cannabis

Entradas relacionadas